BAFICI 2017: SUPER TABOO DE SU HUI-YU

This entry was posted on April 11th, 2017

Por José Sarmiento Hinojosa

El trabajo del taiwanés Su Hui-Yu se puede traducir como una exploración de los impulsos primarios eróticos del ser humano ante sí mismo y ante lo mediático. El trabajo de estetizar la manera en cómo se manifiesta el eros bajo la transmutación de su esencia, a través de la mirada del mass media, y un proceso casi alquímico que resulta en imágenes alucinadas de seres humanos en actos sexuales casi pornográficos y abiertamente profanos. Así es el modus operandi de Hui-Yu, quien utiliza la pantalla dual para generar un díptico que recorre las fantasías eróticas de su actor Chin Shih-Chieh, cuya lectura del hentai manga del mismo nombre (Super Taboo) genera la aparición de un gigantesco tableaux vivant, que idealiza las formas del sexo explícito en contraposición de la naturaleza.

Genitales, sexo lésbico, tríos, squirt y otros fluidos corporales que aparecen como grandes charcos de colores inundando parte del paisaje, se enfrentan a la naturaleza bucólica del entorno, un trance subconsciente de lo inmoral visto bajo los ojos de un personaje que relata los textos eróticos del libro. El interés por explorar este lado invisible de lo sexual en una sociedad represiva llama a la mente esfuerzos similares anteriores, como el de un Araki sumergido en los suburbios de burdeles y prostíbulos de Japón. Hui-Yu parte de esta publicación erótica para visibilizar lo mediático en las tangentes de la legalidad y la decencia, también manifestado en la represión social representada por un grupo de matones que sorprenden al lector, interviniéndolo a la fuerza.

La pantalla dual sirve como la función “imagen-espejo” en la segunda mitad del cortometraje, cuando el metraje se invierte en una de las pantallas y parece consumirse a sí mismo en figuras y formas que se autocanibalizan para dar lugar a la forma plástica más pura del Eros en pantalla. Super Taboo es también concebida como una instalación en pantalla doble, y no por ello deja de ser una experiencia cinematográfica notable.

BAFICI 2017: COMPETENCIA VANGUARDIA Y GÉNERO
Director: Su Hui-yu
Reparto: Chin Shih-Chieh
Taiwán
2017