BAFICI 2017: THE LOVE WITCH DE ANNA BILLER

This entry was posted on April 14th, 2017

Por José Sarmiento Hinojosa

La estadounidense Anna Biller ya ha demostrado su amor por el throwback en su largometraje anterior, Viva, una especie de tratamiento feminista sobre los filmes de sexploitation de los sesenta. Esa obsesión por el technicolor, la mecánica DIY del cine y un empoderamiento femenino frente a la sexualidad explícita que se manifestó en esa época, queda también plasmada en su nuevo filme, The Love Witch, casi un tratado de nostalgia sobre la estética pulp y el thriller melodramático de otras épocas.

Pero más allá del acontecimiento de este “tributo” a un cine del pasado, Biller recupera cierta dignidad frente al tratamiento sobre lo que se denomina como femenino de aquello años: en cierta forma, The Love Witch puede verse como una revancha feminista, un filme que genera otra mirada que parece controlar el universo en donde se desenvuelve. Y lo particular en esta “recapitulación”, es que la cineasta logra conservar este universo del Eros y de la seducción que se presenta constantemente pulsante en el rodaje. Biller es meticulosa con su trabajo, el ritmo de su rodaje recuerda a los slow-burner de Jean Rollin, con esa infusión del universo de Aleister Crowley y esa visión del relajo moral en lo sexual tan particular de cineastas como Radley Metzger. Todo ello está controlado por la dirección y la mirada de la cineasta, quien registra más de siete créditos en el filme: guionista, productora, directora de arte, entre otros.

The Love Witch pretende ser muchas cosas: un ejercicio de nostalgia, un campo de juego de géneros cinematográficos, un filme abiertamente feminista y más. Pero fuera de todo ello, el cine de Biller es un testimonio de las posibilidades de un cine independiente con una mirada realmente personal en EEUU.

Sección Late Night
Directora, productora, guionista, dirección de arte, editora: Anna Biller
Cast: Samantha Robinson, Gian Keys, Laura Waddell
Música: David Mullen
Sonido: Karl Lohninger
Producción Ejecutiva: Jared Sanford
EEUU, 2016.