CANNES 2018: UNDER THE SILVER LAKE DE DAVID ROBERT MITCHELL

This entry was posted on May 23rd, 2018

Por Mónica Delgado

La clave de Under the Silver Lake está en un polo opuesto a It follows, el film con el que David Robert Mitchell se visibilizó en Cannes hace algunos años. Aquí no hay jóvenes perseguidos por una nada asesina, sino más bien prima un universo teen y juvenil en atmósferas enrarecidas pero para causar un efecto humorístico. La idea de la paranoia y la conspiración como en los clásicos relatos ambientados en una California imaginada de Thomas Pynchon cobran la materia del enredo y la investigación nonsense, donde un joven Andrew Garfield se ve atraído por una femme fatale de un tiempo atemporal, entre los noventas y la actualidad.

Bajo el influjo de lo anacrónico, como en las novelas de Pynchon, David Robert Mitchell, parece plantearse que Under the silver lake sea la hermana menor de Inherent Vice de Paul Thomas Anderson. Hay en ambos films la predominancia de la analítica del protagonista, es decir su lógica atípica en la investigación por dar con el paradero, en este caso, de una mujer-perro, que aparece y desaparece en un mapa extraño de la costa oeste de EE.UU. Y también se emparientan en el tipo de puesta en escena que ambos cineastas deciden para esta fantasía detectivesca, donde gobiernan las yuxtaposiciones y fundidos, los climas extraños y una banda sonora y soundtrack que aportan al espíritu de una epoca.

David Robert Mitchell propone que la investigación que emprende su personaje refleje también un sentido generacional. La mirada de Andrew Garfield parece chocar con el comportamiento animalesco y misterioso de los otros personajes que se cruzan en su camino y van dejando pistas insólitas sobre la mujer y la mafia o grupo al que parece pertenecer. Y nuevamente, como en las mejores novelas de Pynchon, se apela a la recreación de un entorno personal, a punta de nombres trillados para los lugares y personajes, que convierten a Los Angeles en un antro de una nueva dimensión temporal y espacial, y que Mitchell logra con creces.

Si bien Under the silver lake va perdiendo el pulso y originalidad de su primera hora conforme avanza el metraje, sobre todo cuando la investigación que tenía un toque de sci-fi barato y film noir descabellado se vuelve un residuo de la filosofía new age (también como en Inherent Vice), es una experiencia atípica sobre la comedia de conspiraciones, y que ubican a Mitchell como uno de los cineastas más personales, desde los códigos del cine de género, en la EE.UU. actual.

Competencia oficial
Dirección y guion: David Robert Mitchell
Fotografía: Mike Gioulakis
Música: Rich Vreeland
Reparto: Andrew Garfield,  Riley Keough,  Callie Hernandez,  Topher Grace,  Jimmi Simpson, Riki Lindhome,  Summer Bishil,  Zosia Mamet,  Patrick Fischler,  Laura-Leigh, Grace Van Patten,  Allie MacDonald,  Rex Linn,  Sydney Sweeney,  Adam Bartley, Don McManus,  John Eddins,  Jules Willcox,  Nea Dune,  Stephanie Moore, Pepi Sonuga,  Izzie Coffey,  Sky Elobar,  Sibongile Mlambo,  Jessica Makinson
Productora: Michael De Luca Productions / Stay Gold Features / Vendian Entertainment. Distribuida por A24
EEUU, 2018, 140 minutos