Cannes

CANNES 2018: FUGA DE AGNIESZKA SMOCZYNSKA Y EL MOTOARREBATADOR DE AGUSTÍN TOSCANO

Por Mónica Delgado

¿Es justo colocar en un mismo texto a un film como Fuga de la polaca Agnieszka Smoczynska, drama seco y psicológico, con una comedia policial como El Motoarrebatador del argentino Agustín Toscano? Se tratan de films distintos pero me sirve para ejemplificar cómo este par de cineastas jóvenes aborda un tema manido, el de personajes que pierden la memoria, el cine de amnésicos.

CANNES 2018: GIRL DE LUKAS DHONT

Por Mónica Delgado

Lo más logrado de Girl, el primer film del belga Lukas Dhont es la mirada que elige para el retrato de un adolescente trans que se siente disconforme con su cuerpo en pleno tiempo de cambios hormonales y corporales.  La urgencia de Lara (un impecable Victor Polster), de 16 años, por entregar todo al ballet y que su cuerpo se adapte a la elasticidad y exigencia de las rutinas de trabajo, son percibidas por el cineasta desde las clases de baile, las visitas al médico y las conversaciones con un padre soltero ejemplar. La descripción del entorno que brinda las condiciones perfectas para la afirmación de la identidad y la sexualidad en un país del primer mundo brindan a Girl la oportunidad de ser un retrato libre de efectismos y prejuicios.

CANNES 2018: UNDER THE SILVER LAKE DE DAVID ROBERT MITCHELL

Por Mónica Delgado

La clave de Under the Silver Lake está en un polo opuesto a It follows, el film con el que David Robert Mitchell se visibilizó en Cannes hace algunos años. Aquí no hay jóvenes perseguidos por una nada asesina, sino más bien prima un universo teen y juvenil en atmósferas enrarecidas pero para causar un efecto humorístico.

CANNES 2018: SHOPLIFTERS BY HIROKAZU KORE-EDA

By Mónica Delgado

Shoplifters carries, in a lesser scandalous and miserabilistic tone, some components that are usually liked by juries, eager for political correctness and attentive to a cinema that reflects the moral and economical poorness that humanity is living. We know that in different film festivals, topics are favored in contrast to aesthetics or formal proposals in cinema. A vastly virtuous, creative, original, or merely asking about the cinematographic language, may be left out of certain value judgments because it doesn’t talk about refugees, femicide, people trafficking of fratricide wars. Thus, the “urgency” is awarded, necessary films that arrive just in the precise moment to soften consciences or put in agenda some news-worthy topics assumed in their mise in scene, appealing to the fake “art-house”.

CANNES 2018: THE WILD PEAR TREE BY NURI BILGE CEYLAN

By Mónica Delgado

It seems that a particular film was left for the end of the projections here in Cannes: an intimate film which describes from a different angle the usual universe of Turkish filmmaker Nuri Bilge Ceylan. With the same existential worries, and again, like in Winter Sleep, the lead character is a writer, here young and arrogant, that will be able to find answers to his different questionings about his role in the world, coming and going to his hometown.

CANNES 2018: THE WILD PEAR TREE DE NURI BILGE CEYLAN

Por Mónica Delgado

Dejaron para el final de las proyecciones de las películas en competencia a un film íntimo y que describe desde otro ángulo el universo usual del turco Nuri Bilge Ceylan. Con sus mismas motivaciones existenciales, y nuevamente como en Winter Sleep, el protagonista es un escritor, aquí joven y soberbio, que en diversas idas y venidas a su tierra natal, en las estepas rurales y asiáticas de Turquía, podrá encontrar respuestas a divagaciones sobre su papel en el mundo. 

CANNES 2018: SHOPLIFTERS DE HIROZAKU KORE-EDA

Por Mónica Delgado

Shoplifters tiene en tono menor, es decir, menos escandaloso y miserabilista, algunos componentes que suelen gustar a jurados, afanosos por la corrección política y atentos a que el cine refleje un poco la podredumbre moral y económica que vive la humanidad.

CANNES 2018: CAPHARNAÜM BY NADINE LABAKI AND AIKA BY SERGEI DVORTSEVOY

By Mónica Delgado

Nadine Labaki’s Capharnaüm and Sergei Dvortesevoy’s Aika, both in the Official Competition in Cannes, are Siamese films, both recurring to miserabilism and misery-porn, linked with contempt to their characters, something essential for their vision of drama. There’s no commotion or empathy for the spectator outside of cruelty or misery as an elements of melodrama for these directors: they will make you cry portraying beaten children, babies sold to mafias, or young girls raped and pregnant. The misery is seen as the only way to touch and achieve a response from the spectator which other mechanisms could never achieve.

CANNES 2018: KNIFE + HEART BY YANN GONZALEZ

By Mónica Delgado

In one side, Yann Gonzalez Knife + Heart (Un couteau dans le Coeur) is a total stylistic bet, that harks back to seventies’ Giallo, in its fetishism of black gloves and knives. In the other, it is an affirmation of the inevitable relation between cinema and its consequences in reality, naïve as it sounds. The film, that carries the stylized atmospheres of Gonzalez’ previos works, it’s forged through a succession of murders by a serial killer who uses a phallus-kind knife. The victims are actors from different gay porn films, directed by Anne Pareze, a neurotic filmmaker (magnificently played by Vanessa Paradis), who little by little unveils where she takes the inspiration from her films.

CANNES 2018: CAPHARNAÜM DE NADINE LABAKI Y AIKA DE SERGEI DVORTSEVOY

Por Mónica Delgado

Capharnaüm de Nadine Labaki, y Aika del Sergei Dvortsevoy, ambas de la competencia oficial de este Cannes 2018, son films siameses, en la medida en que la pornomiseria y el miserabilismo, liados a un desprecio a los personajes, son parte de la esencia de su visión del drama. Para ambos directores no existe la conmoción o la empatía con el espectador si es que no se alude a la crueldad y las consecuencias miserables de la pobreza como elementos del melodrama: hacer llorar a punta de niños golpeados, bebés vendidos a mafias o niñas violadas y embarazadas. La miseria es vista como única vía para conmover y lograr en el espectador lo que con otros mecanismos no se lograría, quizás, jamás.

CANNES 2018: KNIFE+HEART DE YANN GONZALEZ

Por Mónica Delgado

Por un lado, en Knife + Heart (Un couteau dans le cœur) de Yann González es una apuesta total de estilo, que remite al Giallo de los años setenta, en su fetichismo de guantes negros y cuchillos. Y por otro, es una afirmación de la relación inevitable del cine y sus consecuencias en la realidad, aunque suene ingenuo. El film, que tiene las atmósferas estilizadas de los anteriores trabajos de Gonzalez, se forja a partir de una sucesión de asesinatos, a cargo de un asesino serial que usa un cuchillo en forma de falo. Las víctimas son actores de varias pornos gays, dirigidas por una neurótica cineasta, Anne Parèze (encarnada por una estupenda Vanesa Paradis), que poco a poco va develando de dónde extrae las inspiraciones de sus films.

CANNES 2018: BAD BAD WINTER DE OLGA KOROTKO

Por Aldo Padilla

Presentada en la sección paralela ACID, el film de Olga Korotko, Bad Bad Winter, refleja esta tensión entre el desarrollo y el estancamiento proyectada en la juventud, con una protagonista la cual regresa a su pueblo para solucionar la venta de la casa de su abuela recién fallecida, quien pertenece a una clase extremadamente acomodada y en ese regreso recibe a ex compañeros del colegio, quienes muestran extrañas intenciones en su visita.