CURTOCIRCUÍTO 2017: RIDE LIKE LIGHTNING, CRASH LIKE THUNDER DE FERN SILVA

This entry was posted on October 4th, 2017

Por Mónica Delgado

Este reciente trabajo de Fern Silva comienza con el plano de una pintura de algún paisajista de la llamada Escuela del río Hudson, de mediados del siglo XIX. La pintura muestra un entorno de antaño, verde, bucólico y cuasi perdido, encerrado entre montañas. A partir de esta “cita” es que Fern Silva establece una serie de comparaciones en torno a la transformación del paisaje, pero no desde la usual contemplación que podría apelar el cineasta para abordar el espacio, sino que lo hace a través del ritmo del montaje, y a través de algunas concatenaciones que brindan sentido y contextualiza este cambio.

Con estreno en España en la sección Explora del festival Curtocircuíto, Ride Like Lightning, Crash Like Thunder de Fern Silva es una mirada sobre la vida rural en una parte de EE.UU. con la presencia de diversos artistas y cineastas del experimental (desde Ben Rivers a Oona Mosna) en relación a este paisaje que los invade, conforta o que simplemente intervienen. Si bien hay un evidente interés de Silva por conjugar la inspiración que tuvieron los paisajistas del siglo XIX con lo que atrae del paisaje a los cineastas y artistas en el siglo XXI, a través de este remontaje o registro con textura de 16 mm, hay un detalle que extrapola el concepto del cortometraje hacia otra posible interpretación. Un epígrafe de un poema de William Cartwright, que a su vez fue usado por el escritor Washington Irving para uno de sus relatos protagonizado por el personaje Rip Van Winkle aporta un nuevo sentido. En algunas escenas hay un personaje de quien solo vemos las manos, oscuras e intimidantes, y que según el propio cineasta se trataría de la evocación de este personaje de Irving, aunque aquí aparece en escena bajo un aura lyncheana. Este Rip Van Winkle del relato es un hombre que despierta después una siesta muy larga que sobrepasa las fronteras del tiempo y choca con un entorno nuevo muchos años después, y en manos de Fern es presetado como un ente que teme aparecer por completo en este nuevo paisaje. Por ello, su presencia a través de las manos, a modo de fantasma o entidad oscura, solo puede tener una inmersión fragmentada, elíptica, disonante con el paisaje actual.

Fern Silva ha demostrado con sus trabajos más recientes una rigurosidad conceptual – que celebramos-, que no queda encorsetada dentro de su propia tesis sino que requiere un ludismo estimulante, que dinamiza las posibilidades de valoración a través de ricos ejercicios de interpretación. En Ride Like Lightning, Crash Like Thunder, que tiene un cuidadoso trabajo de sonido, evoca una sensibilidad cambiante sobre cómo se ha venido observando los paisajes desde las artes. Por un lado, desde el afán documental (como si se tratara de fotografías) y por otro, desde el registro etnográfico, en relación con aquellos que lo habitan, modificado por las rutinas y los nuevos modos de ver. Pero también hay un abordaje crítico desde la post industrialización, que ha depredado y transformado el sentido de comunidad y de ruralidades, y que Fern capta a punta de analogías nada gratificantes, o en todo caso, que van revelando diferencias marcadas en estos nuevos paisajes del siglo XI.

Ride Like Lightning, Crash Like Thunder
Fern Silva
EEUU, 2017, 9 min