FIC VALDIVIA 2018: ESTA PELÍCULA LA HICE PENSANDO EN TI Y BRAQUER POITIERS

This entry was posted on October 9th, 2018

Esta película la hice pensando en ti de Pepe Guitérrez

Por Aldo Padilla

Pedro Paramo es posiblemente una de las novelas más significativas de América Latina, cuya concepción de la muerte define tanto a México, como al continente mismo. La convivencia con los muertos, quienes se confunden con los vivos hasta que en algún momento no es posible distinguirlos, mientras tratan de resolver asuntos pendientes que no tienen una solución terrenal. El hombre que vuelve al pueblo en busca de su padre como  forma de entender a la sociedad que solo antes de morir trata de reconectar con su esencia a través de alguna dimensión paralela desconocida, o también tratar de entender a aquellos que ya no están y que dejaron incógnitas que no fueron respondidas en su momento.

El laberinto que construye Pepe Gutiérrez en Esta película la hice pensando en ti es un espacio con pasillos que se bifurcan, se separan y crean callejones sin salida alrededor de una mujer que vuelve a su pueblo en busca de su padre. La alargada estela de Juan Rulfo se alcanza a tocar cuando el padre de la mujer empieza a transformarse en un personaje casi mítico a partir de leyendas que se crean alrededor de su destino. La cámara recorre espacios deshabitados, que reflejan a los pueblos que van quedando inhabitables, mientras lo único que parece quedar son las canciones y las historias que flotan como espectros. La infertilidad de la búsqueda transforma a la historia en un recorrido de muertos que buscan a otros muertos, donde el valle mexicano se asemeja a un limbo donde la definición de lo existente es difusa, y el hombre buscado vive mil muertes y resurrecciones diferentes antes de llegar a una verdad que, al fin y al cabo, es relativa.

El diálogo de Gutiérrez con otros films llama a Cilaos del colombiano Camilo Restrepo, cuya idea sobre el más allá se manifestaba desde la corporalidad y el ritmo de la muerte como una entidad más física que espiritual. Yy este año en Los silencios, de la brasileña Beatriz Seigner, filmada en la triple frontera entre Colombia, Brasil y Perú, mostraba a los muertos y los vivos quienes parecían quedar atrapados en el conflicto colombiano, cuyas consecuencias se alargan hasta el mundo sobrenatural.

Braquer Poitiers de Claude Schmitz

En Braquer Poitiers de Claude Schmitz, hay un continuo intento de redefinir el Síndrome de Estocolmo, partiendo del concepto del secuestrado que disfruta de la compañía de sus captores. Aunque en el film hay pocos indicios de algo que se podría llamar un secuestro y este está definido más que todo por los diálogos, en los cuales hay reflexiones existenciales sobre esta extraña situación, y en donde el dueño de un lavado de autos comparte la casa con sus secuestradores y cuya extorsión económica está pagada con las monedas con las que a veces los clientes pagan en el exitoso negocio. El secuestro tiene cierta tendencia hacia una vacación continua donde los días se pasan entre visitas al pueblo, cenas con karaokes y el jardín como testigo de la situación y cuyo denominador común es la total ausencia de violencia o claustrofobia que pueda definir alguna situación tensa.

Hay un extraño intercambio de roles en las cuales el hombre secuestrado parece tener parte del control sobre la voluntad de los secuestradores, donde el único factor de desequilibrio es la llegada de sus novias. Hay pocas conclusiones que se pueden sacar acerca de la cotidianeidad humorística que presenta Schmitz, ya que, aunque la situación descrita es bastante excéntrica, los hechos que se suceden tienden más a lo irrelevante, lo cual se contrapone con una estética un tanto solemne pero exquisita a la vez y un protagonista que a menudo está al borde del desinterés de lo que pasa a su alrededor. Braquer Poitiers termina siendo un extraño ejercicio donde la poética del lenguaje es más importante que el nudo narrativo dominada por la armonía entre el secuestrado y el secuestrador.

COMPETENCIA INTERNACIONAL
Esta película la hice pensando en ti
Director: Pepe Gutiérrez
México, 2017, 66 min

Braquer Poitiers
Directora: Claude Schmitz
Francia, 2018, 60 min