LISA TRUTTMANN: “EN EL FILM ENSAYO NO TODO TIENE QUE SER VERIFICABLE”

This entry was posted on April 6th, 2018

Foto: Elsa Okazaki

Por Vladimir Seput

Lisa Truttmann (1983, St. Pölten) es una cineasta y artista austriaca radicada en Viena. Como indica su página web, estamos ante una cineasta cuyo trabajo “entrelaza elementos documentales en montajes escénicos y ediciones ensayísticas, rastreando las estructuras de los paisajes sociales, urbanos y naturales”. Estudió en Transmedia Arts en la Universidad de Artes Aplicadas de Viena y recibió una beca Fullbright para sus estudios de Film/Video en el California Institute of the Arts (CalArts).

Su último trabajo, Tarpaulins, es un hermoso ensayo presentado en el reciente Diagonale, festival de cine austriaco, que se realizó en marzo de este año. En este logrado film, Truttmann dedicó dos años al seguimiento de tiendas de fumigación de termitas en Los Ángeles y utilizó ese fenómeno para reflexionar sobre conceptos de hogar, asombro, destrucción y creación. Hablamos con Lisa sobre Tarpaulins, su inspiración detrás de ella y su trabajo como artista de imagen en movimiento.

Desistfilm: En tu nueva película Tarpaulins sigues la historia de las tiendas de fumigación de termitas en todo Los Ángeles. ¿Cómo es que llegas a Los Ángeles en primer lugar?

Lisa Truttmann: Comenzó todo con una beca Fulbright para mis estudios de postgrado en CalArts, y Tarpaulins terminó siendo mi película final allí. Así que viví en el área de Los Ángeles durante más de tres años, y mi película se desarrolló principalmente allí. Poco después de llegar, noté que la primera casa estaba cubierta con lonas y me sorprendió su apariencia. Mientras seguía viendo estas carpas, una y otra vez, sabía que quería hacer una película sobre ellas.

Desistfilm: ¿Fue entonces cuando surgió la idea del proyecto?

Lisa Truttmann: Sí, principalmente mientras conducía y caminaba por la ciudad. Cuando vi por primera vez a los trabajadores en el techo montando una carpa, pensé en algún tipo de arte. Me pareció totalmente extraño y solo después de hablar con la gente me di cuenta de que es una actividad común en la ciudad. Las termitas se comen las estructuras de madera de los edificios y eso se combate solo con un gas tóxico. Las lonas se colocan para mantener el gas adentro durante unos días hasta que se disperse en la atmósfera. Por supuesto, no es bueno para el medioambiente, pero me han dicho que no hay otro tratamiento efectivo. Es un problema complejo. Naturalmente, todos quieren salvar sus casas, defender sus hogares, sus propiedades de las termitas. Y, por lo tanto, aceptamos los inconvenientes. Como dijo uno de mis entrevistados: “Es solo un mantenimiento continuo (…). Al este tienes tornados o tienes terremotos y aquí, termitas en California”.

Desistfilm: Lo que me gustó de la película es que la idea de la presencia de termitas cambia, de ser estrictamente negativa a los ojos de los dueños de casa, a  proponer un concepto que nos habla acerca de las nociones de trabajo e inmigración.

Lisa Truttmann: Empecé por mirar estas tiendas como esculturas en la ciudad, y no tenía idea de que se tratara de termitas. Más tarde, después de descubrir lo que sucedía realmente, comencé a observar su comportamiento, su lugar en el ecosistema, incluso hablé con un entomólogo para obtener más detalles. Entonces el proyecto comenzó con objetos escultóricos y luego se extendió por caminos diferentes.

Desistfilm: Me pareció que había un aspecto político al menos en uno de esos caminos. ¿Estarías de acuerdo con esta lectura?

Lisa Truttmann: Por supuesto, se trata del concepto de trabajo y sobre aspectos diferentes del mismo. Se trata de mi trabajo, el trabajo de las termitas, el trabajo de mis colegas y, en última instancia, de los trabajadores que hacen labores para las casas de otras personas. En su mayoría son inmigrantes.

Desistfilm: ¿También trataste de usar las termitas como una metáfora, para criticar la política de aquellos que ven a otras personas como una amenaza en sus hogares sin justificación?

Lisa Truttmann: No realmente. Ese aspecto del hogar y de alguien o algo que lo invade definitivamente está presente, pero en un sentido ligeramente diferente. Traté de reflexionar sobre eso en las escenas en las que la voz de mi amigo austríaco se refiere al concepto de lo extraño. La política que mencionaste está allí, pero no necesariamente con un mensaje tan explícito.

Desistfilm: ¿Podría decirnos más sobre cómo desarrolló el concepto de lo extraño en relación con la invasión de termitas?

Lisa Truttmann: Cuando te imaginas que hay miles de pequeños animales viviendo contigo y comiendo tu hogar, eso ya es un poco espeluznante. Pero luego tu casa está cubierta y gaseada por completo. Todas esas termitas mueren y sus cuerpos permanecen en la estructura. Durante este proceso, los propietarios tienen que mudarse temporalmente y muchas personas tienen miedo de regresar. No saben si la casa se mantendrá tóxica después. Hay mucho miedo involucrado. Después de todo, es un gas muy venenoso y letal para los seres vivos, incluidos los humanos. Eso en sí mismo es algo muy extraño: su hogar primero fue invadido por animales, y luego por algo tóxico. Creo que la idea de hogar es especialmente significativa en los Estados Unidos. Tener tu propio hogar, ser propietario parece ser muy importante. Y de repente todo lo que tienes, todo lo que tienes dentro de esta casa, está siendo amenazado.

Desistfilm: Háblanos un poco sobre el concepto de trabajo. Vi que colaboraste con mucha gente en este proyecto y los llamaste compañeros en la parte de los créditos. Es una expresión tan agradable aunque algo inusual, me recuerda a un viaje que llevas con alguien. ¿Cómo se te ocurrió?

Lisa Truttmann: El nombre de esta película vino en realidad de uno de los compañeros del proyecto. Tuve dificultades con los créditos, porque esas personas contribuyeron de muchas maneras diferentes. Todos son amigos cercanos a quienes conocí en CalArts y siempre trabajamos y discutimos nuestros proyectos. Me ayudaron desde el principio hasta el final de la realización de la película. Algunas veces dirigían conmigo y grababan sonido, o prestaban ayuda con la iluminación, con el texto e idioma, y ??lo más importante, me apoyaban conceptualmente con sus comentarios, pensamientos e ideas. Y luego también había otro grupo mucho más grande de personas al que llamo ‘cazadores de carpas fumigadas’. Esos son todos aquellos que me enviaron mensajes, sobre cuando y donde se iba a armar una carpa para ir a filmar. Todos ellos fueron muy importantes y no podría haber hecho esta película sin ellos.

Desistfilm: ¿Qué hay del concepto, cómo lo hiciste? ¿Trabajó en la parte visual antes del comentario de la voz en off?

Lisa Truttmann: Me alegro de haber obtenido mi primera financiación cinematográfica de Austria, pero lo solicité para un cortometraje que luego se convirtió en una película más grande. Eso hizo que cada paso del proceso sea más complejo y demore mucho más de lo esperado. Al final, todo fue posible debido a las oportunidades que tuve en CalArts. Una vez que tuve mi fotografía del material principal comencé a pensar en la estructura de la película. Pasé el verano en Viena, y decidí que después de tres meses que tenía que volver a Los Ángeles con un corte áspero. Toda mi pared estaba llena de notas y, en ocasiones, era abrumadora. Empecé a hacer montajes y de alguna manera logré separar cosas en diferentes escenas y temas. Edité partes del guion fragmentado que tenía, y luego grabé mi voz solo para tener una idea del ritmo y el tiempo. Así que en el montaje constantemente iba y venía entre la imagen, el texto y el sonido. Era un proceso paralelo y lúdico en cierto modo.

Desistfilm: Eso también se relaciona con el concepto de film ensayo que usted acogió y que me parece cada vez más popular entre los cineastas. ¿Cómo ves una film ensayo en relación al documental?

Lisa Truttmann: A veces mi película está etiquetada como documental porque hace que sea más fácil mostrarla en festivales de cine. El film ensayo a menudo todavía se mira como un documental, que es más libre, poético, hecho desde un punto de vista subjetivo. Para mí, sin embargo, el film ensayo es un género muy importante. Es esencial, como una forma para todo el concepto de la película, que literalmente refleje su contenido. Todo comenzó a tener mucho sentido cuando descubrí el ensayo White Elephant Art vs. Termite Art, de Manny Farber, y el trabajo de Jean-Pierre Gorin, quien en su obra Proposal for a Tussle hace referencia a la idea de Farber sobre el arte de las termitas para describir el film ensayo. Gorin también fue comisario de un programa para la Viennale y el Filmmuseum austríaco en 2007,  llamado The Way of the Termite (Der Weg der Termiten) que fue una retrospectiva de ensayos de películas de 1909 a 2004. Tenía el catálogo en el que se publicó esos textos, y todas estas cosas se suman muy bien.

Desistfilm: ¿Es la razón por la que trabajas con el film ensayo por su subjetividad y reflexividad?

Lisa Truttmann: Sí, definitivamente. No todo se puede verificar, no todo tiene que ser sobre hechos. Se trata más de las ideas que desencadenan, y el proceso de pensar, cómo reflexionar sobre las cosas, cómo experimentarlas, así como de los lugares y las personas. Hay mucha libertad en eso. Vengo de una formación artística y me parece que muchos artistas que trabajan con películas eligen formas de ensayo. Se siente como un cierto este puente porque, por un lado, está abierto, pero al mismo tiempo hay elementos documentales en él, muchos intereses se superponen y eso me gusta.

Desistfilm: ¿Trabajas también con la imagen en movimiento en el contexto artístico?

Lisa Truttmann: Tarpaulins es una película hecha para el cine a pesar de que también se exhibirá en un festival de arte en Viena. Me gusta hacer un trabajo que funcione en ambos contextos, galería y cine.

Desistfilm: en ese caso, ¿lo vuelves a apropiar para un espacio de galería?

Lisa Truttmann: Sí, si tiene sentido. Tomo esa libertad porque es mi trabajo y estoy interesada en ver qué sucede si lo adapto para un contexto diferente. Recientemente formé parte de una exposición en Memphis, en Linz, donde mostré una pieza de instalación que incluía un video en un monitor, una gran fotografía enmarcada y algunas más pequeñas. Los cuatro canales de sonido conectaron esas partes individuales a través del espacio de exhibición. Ahora planeo hacer una versión de película de un solo canal porque tengo curiosidad por ver cómo funcionará en el cine, donde hay una experiencia espacial completamente diferente. Las cosas tienen que ser repensadas y reconsideradas.

Desistfilm: Hubo algunas influencias directas en su película, particularmente estoy pensando en la película Mur Murs de Agnès Varda de 1981…

Lisa Truttmann: Vi muchas de sus películas en CalArts y han sido una gran inspiración para mi trabajo, pero ese film que mencionas lo redescubrí un poco más adelante en mi proceso. En realidad, se convirtió en mi favorita y realmente me encantó cómo mi película se relaciona con la de ella, en cierto sentido, ya que también es de una extranjera que descubre Los Ángeles desde cierta perspectiva. Otras influencias importantes fueron los cineastas y mentores de CalArts, como Rebecca Baron, Thom Andersen, James Benning, Bérénice Reynaud, Chris Hill y muchos otros. Me presentaron muchas películas y pensamientos que más tarde se convirtieron en referencias esenciales para mí.

Desistfilm: ¿Tiene algún proyecto nuevo en mente?

Lisa Truttmann: Definitivamente. En este momento estoy terminando tres versiones de cortometrajes de obras que ya existen en diferentes formas y contextos, uno de los cuales acabo de mencionar. Grabé el material durante una residencia que hice en Shangai. Y tengo otro proyecto en mente para EE.UU., pero ni siquiera escribí un concepto todavía. Estoy muy entusiasmada con todas las cosas nuevas que se avecinan.