NORDISK PANORAMA FILM FESTIVAL 2017: PARTE I

This entry was posted on October 1st, 2017

19 876 escalones en Auschwitz / Birkenau (2017)

Por José Sarmiento

El Nordisk Panorama Film Festival ha presentado en los últimos días de setiembre, en Malmö, Suecia, más de 100 películas, documentales y cortometrajes (experimental, animación, ficción), en una programación diversa que muestra obras de Suecia, Finlandia, Dinamarca, Noruega e Islandia, dando una gran oportunidad para sumergirse y medir el pulso del cine nórdico y escandinavo desde hace ya 17 años. En Desistfilm nos concentramos en reseñar trabajos de corte experimental presentados en el festival, que nos permite conocer nuevas voces en el cine expandido en esta parte del mundo.

El violinista Guðbjörg Hlín Guðmundsdóttir realiza una cuidada animación basada en una partitura en D-menor para violín de J.S. Bach.  Fantasy on Sarabanda utiliza la arcilla para modelar una especie de movimiento coreografiado de ballet, que acentúa delicadas complejidades, matices y puntos pivotes de la partitura de Bach, dando vida a una criatura dentro de una atmósfera barroca. Fantasía en Sarabanda es bastante simple, pero con una ejecución compleja que la vuelve altamente evocativa.

Una idea diferente se propone en Embrace de Timo Wright, que a través de una puntuación dramática y planos fijos, acoge con satisfacción una metáfora sobre el abandono y la muerte, retratando diferentes espacios de una casa que lentamente son envueltos en una neblina roja, como una presencia fantasmagórica que trata de habitar el espacio vacío, un anhelo que toma presencia en el  hogar, desde un pulso melancólico que lo invade todo. Wright es capaz de retratar una especie de malestar que se ocupa de las secuelas de la existencia y sobre la presencia del material que se mantiene vivo sin nuestra presencia. ¿Podrán nuestros fantasmas volver a habitar los espacios rotos del hogar que nos ha olvidado? Embrace no ofrece respuestas, sino un simple anhelo, una reflexión sobre el estado de lo que ya no existe.

En un enfoque más clásico (“clásico” aplicado aquí como un oxímoron) dentro del cine expandido, Mika Taanila crea una película analógica en 3D en Oskat (Branches), un esfuerzo que nos recuerda el período de Ken Jacobs con el mismo formato, especialmente en películas como The Scenic Route, influencia directa en el método del cineasta finlandés. Taanila trabaja intensamente en imágenes de los años 50, escenas superpuestas de lo que parece ser el campo de Helsinki. Con este método se crea un efecto desorientador en crescendo, que conjugan el espacio de la memoria en un ritmo diferente, e insiste en el pulso de las imágenes, en su parpadeo que deconstruye el significado inicial del metraje, para luego reconstruir la imagen en una caótica corriente de conciencia. Alineándose con Ken Jacobs en la misma inquietud y preocupación de la memoria en su alcance sensorial, Taanila da nueva vida en Oskat a las imágenes perdidas de un modo distinto.

Desnudando el aparato de la creación de sonido de las películas, Jonna Kina nos presenta en Arr. for a Scene, una representación divertida de dos artistas del foley que recrean la celebradaescena de Psicosis de Alfred Hitchcock. Como mera deconstrucción del mecanismo de los films, Arr. for a Scene se centra en el proceso y los materiales que son parte de la escena, donde violentamente traerde vuelta al espectador desde el interior de la pantalla a los espacios de fondo de la creación de los sonidos. Materiales cuidadosamente dispuestos y un proceso casi obsesivo permite a Kina presentar esta característica detrás de cámaras, y que nos permite pensar en el viejo cliché de “la magia del cine”.

Embrace (2017)

 

Por otro lado, 19 876 steps in Auschwitz / Birkenau es una de las ideas más simples en la competición de corto documental, sin embargo, su poder reside en el artefacto de la memoria y cómo se articula una conversación entre una madre y sus niños, con el punto de vista del cineasta, mientras camina por los raíles que conducen al campo de Auschwitz. Muchas preguntas surgen de la curiosidad de los niños, y el testimonio de la memoria evocada como arma poderosa para despertar la conciencia acerca de las atrocidades nazis. Sin embargo, una idea, la noción de “esto sucederá de nuevo” no queda resuelta, y de inmediato nos arroja en el tiempo presente y los complejos asuntos de las ideologías de extrema derecha que vuelven a la superficie. La película de Johanna Bernhardson, otra vez, comienza con una idea muy simple, pero es la noción de la urgencia y su poderoso retrato de los restos del horror que la vuelven de interés.

Natural Disasters y Residence son, a su manera, dos testimonios de un tiempo en el que las comunicaciones configuran nuestro discurso de diferentes maneras, no sólo en cómo hablamos, sino también en cómo percibimos el mundo y el sistema del universo digital, que también nos está manipulando. Natural Disasters muestra una manera particular de observar cómo estamos infectados como individuos que están en constante búsqueda de aprobación o de reconocimiento en el mundo digital. Esto contrasta con los planos de las orillas del Mar Báltico, las olas constantemente que golpean, lo que da una particular sentido de cómo estamos abandonados en nuestros conflictos digitales/sociales frente a la naturaleza, como entidad plasmática en constante movimiento: inconsciente de nuestros procesos alienantes. En Residence, diferentes voces traducen distintos estados del ser, en lugares diversos del mundo, explicando que nuestros procesos de pensamiento y nuestra forma de explicarlos podrían hablar de la constante alienación en nuestro entorno, algo que actualmente está grabado en procesos digitales como el correo electrónico.

Por último, Sex at the Ski Center de Heikki Ahola es un cortometraje hilarante sobre erotismo/ inocencia que juega estos opuestos a través de una exposición de animales de peluche que parecen recrear una escena sexual, con una banda sonora pornográfica que destruye el aspecto inocente de la exposición logro alcanzado con la única intención de revolver los significados básicos de lo mundano en Finlandia.

Fantasy on Sarabanda
Director: Guðbjörg Hlín Guðmundsdóttir
Producción: Váland slf, Guðbjörg Hlín Guðmundsdóttir
Islandia, 2017

Embrace
Director, Productor: Timo Wright
Finlandia, 2017

Oksat (Branches)
Director, productor: Mika Taanila
Finlandia, 2017

Arr. for a Scene
Directora: Jonna Kina
Productora: Jonna Kina
Finlandia, Francia, 2017

19 876 steps in Auschwitz / Birkenau
Directora: Johanna Bernhardson
Producción: Subjektobjekt, Johanna Bernhardson
Suecia, 2017

Natural Disasters
Director: Antti Polojärvi
Producción: Kirsu films, Antti Polojärvi
Finlandia, 2017

Residence
Director: Antti Polojärvi
Producción: Kirsu films, Antti Polojärvi
Noruega, Kenya, 2016

Sex at the Ski Center
Director, productor: Heikki Ahola
Finlandia, 2017