OLHAR DE CINEMA 2018: THE FLOWER SHOP Y THE BOTOMLESS BAG

This entry was posted on June 19th, 2018

Por Alonso Castro

En The flower shop (La Fleurière, 2017), de Rubem Desiere, no hay nada que reprochar, pero tampoco hay muchos puntos que sobresalgan. La historia gira en torno a la excavación de un túnel para asaltar la bóveda del Banco Nacional de Bélgica desde una florería. Los personajes son Tomi, Rasto y  Mizu, tres romaníes quienes se enfrentan a la condición de la movilidad constante. Así pues, entre ellos se discute sobre la falta de sentido de pertenencia que se experimenta como comunidad gitana.

En cuanto a la propuesta cinematográfica, se puede apreciar cierta austeridad, en la cual predomina los encuadres prolongados y planos fijos. En dichos encuadres, los diálogos son mínimos y, más bien, se imponen los silencios y el ruido de las acciones de excavación. Así, la película se desarrolla sin enfocarse mucho en la sucesión de acciones basada en la causa-efecto, sino que hay un enfoque más contemplativo y con un tempo ralentizado, develando lentamente el devenir de la historia y los personajes involucrados con el robo.

The flower shop es una película cuya temática se ha desarrollado en tantas otras películas sobre asaltos a bancos. Sin embargo, su propuesta cinematográfica apuesta por distanciarse del tratamiento formal de géneros como el cine negro o la acción, pues construye una ambientación sobria y pausada del robo del banco.

Por otro lado, hay películas que desbordan lo que el espectador puede estar aprehendiendo de ellas, y resulta muy difícil determinar qué es lo que evocan. Su tratamiento narrativo y estético hacen complejo comprender de inmediato el sentido -o los sentidos- de lo que se está viendo, por más de que intuitivamente haya una comprensión más clara de lo que nos suscita la película. Por ello, se hace necesario acercarse más de una vez a la película para que el sentido -o la multiplicidad de sentidos- vaya cobrando forma.

Empiezo con lo anterior con el fin de dar sentido a la primera sensación que me produjo ver The Bottomless Bag (2017). Esta película de Rustam Khamdamov, realizador de Uzbekistán, tiene como referencia al relato de Ryonozuke Akutagawa, llamado En el bosque (o también conocido como En la espesura del bosque), escritor japonés que inspiró Rashomon de Akira Kurosawa. La historia que se repite en el cuento de Akutagawa y la película de Khamdamov es la reconstrucción de la muerte de un príncipe en un bosque bajo extrañas circunstancias desde distintas voces involucradas. Así pues, las principales perspectivas representadas son las de la princesa, esposa del muerto; un bandido; y la voz del príncipe muerto.

Teniendo como premisa lo anterior, Khamdamov nos presenta una historia de fantasía en la que una narradora de historias relata el cuento con la trama ya mencionada a un duque, cuya esposa ha fallecido hace poco. Así, en The Bottomless Bag, se va alternando la ficción del relato de la narradora con la ficción de la historia principal que se compone de las interacciones y los diálogos entre la narradora y el duque, principalmente, entre otros personajes secundarios que viven en el palacio. De esa manera, la película adquiere un aura de misticismo y fantasía que trastoca la percepción de la realidad, desde los personajes involucrados, para finalmente reflexionar sobre la multiplicidad de percepciones que configuran el sentido de la realidad.

El relato sobre la muerte del príncipe es la excusa para que los personajes de la historia principal se planteen reflexiones sobre vida más allá de la muerte, la reencarnación, el propósito de la existencia humana, entre otros temas metafísicos. Dichos temas en discusión cobran mayor potencia a partir de las imágenes de los escenarios y las performances de los actores que oscilan entre el realismo y lo mágico.

Volviendo a lo primero que menciono en esta parte del texto, a pesar de que la película nos deja apreciar con claridad dos hilos narrativos distintos, The Bottomless Bag demanda ser vista más de una vez. La película nos presenta una multiplicidad de capas en torno a un acontecimiento, y apreciarlas con detenimiento es parte del ejercicio que exige.

The Flower Shop
Competencia de largometrajes
Dirección y guion: Ruben Desiere
Fotografía: Ruben Desiere
Reparto: Tomàs Balog, Vladimír Balázs, Bartolomej Mroc, Rastislav Vano
Productora: Coproducción Bélgica-Eslovaquia; Accattone Films / Mandala Pictures / Popiul
Bélgica, 2017, 76 min

The Bottomless Bag
Competencia Outros Olhares
Dirección y guion: Rustam Khamdamov
Fotografía: Pyotr Dukhovskoy, Tim Lobov (B&W)
Reparto: Svetlana Nemolyaeva,  Anna Mikhalkova,  Sergey Koltakov,  Elena Morozova, Andrey Kuzichyov,  Kirill Pletnyov,  Alla Demidova,  Evgeni Tkachuk,  Feliks Antipov, Dmitriy Mulyar
Productora: Production Center of Andrei Konchalovsky / Rustam Khamdamov Studio
Rusia, 2017, 104 min