ROTTERDAM 2019: BALANCE. ESTOS SILENCIOS SON TODAS LAS PALABRAS

This entry was posted on February 8th, 2019

Por Aldo Padilla

El fallecimiento de la directora y fotógrafa pakistaní Madiha Aijaz, tan solo días después de la presentación en Rotterdam de su maravilloso corto These silences are all the words, deja una profunda tristeza en una edición marcada por una alta presencia de directoras en todas sus secciones y una gran calidad de los films del subcontinente indio. Su repentina muerte deja como parte de su legado una mirada sensible de Karachi en medio de las masas de personas que circulan en la ciudad, pero que también se detienen en la pequeña biblioteca que retrata en su corto, donde la poesía y el lenguaje urdu se enfrentan a la extinción y precariedad, lo que transforma al corto en una oda a la lucha de la cultura contra el tiempo.

Frente a la tragedia que marco el post festival, es posible refugiarse en una gran programación que apostó por directores jóvenes y cinematografías emergentes, además de la transversalidad del cine con otras artes mediante distintas instalaciones. En un mes atiborrado de festivales y quedar atrapado entre Sundance, Berlín y la temporada de premios, Rotterdam ha encontrado un lugar donde el concepto de futuro (y también presente) se hace más latente que en cualquier otro festival. Aunque aún arrastra el peso de una cinematografía holandesa que no ha logrado despegar totalmente en estos últimos años, lo que se demuestra en la ausencia de un film holandés en su competencia principal.

TIGER COMPETITION

Han pasado dos años de aquella memorable competencia de 2017 con Arabia de Dumans y Uchoa, Columbus de Kogonada y Rey del chileno Niles Atallah, para seguir con un discreto año 2018 donde Djon Africa y The Widowed witch daban cierta relevancia en una competencia deslucida. La competencia 2019 recupera cierta fuerza, aunque sin alguna película que deslumbre. Si bien la cinta china ganadora de la sección Present.Perfect. de Shengze Zhu tiene elementos rompedores, no se ve como la gran película que se espera como emblema del festival. La chilena Donoso era una de las grandes esperanzas luego de dos obras tan absolutas como Naomi Campbell y Casa Roshell, pero Nona si me mojan yo los quemo, se queda un tanto limitada por un ambiguo discurso pirómano.

El caso de las películas nórdicas marcó el punto más bajo de la competencia con Sons of Denmark de Ulaa Salim, que tiende hacia una parodia no intencional, al intentar contar el avance de la extrema derecha en Dinamarca y Koko-di Koko-da del sueco Johannes Nyholm, cuyo “día de la marmota” de terror es solo una excusa para aplicar una absurda crueldad a través del imaginario de los cuentos infantiles.

Brasil es el infaltable de las competencias en los últimos años y esta vez muestra que parte de su gran potencial viene desde el estado de Minas Gerais, desde donde han salido varias de las grandes películas brasileñas de los últimos años (Baronesa, Arabia, Temporada) y que con No coração do mundo de Gabriel Martins y Maurílio Martins, consolidan el fuerte movimiento de la zona, no solo en dirección, sino también en actrices que se van consolidando en la zona.  Menciono el caso de Grace Passo, y que en Temporada ya mostraba su gran capacidad; y que en el film de los Martins lo reconfirma, además de ser la maravillosaa voz en off de otra película que estuvo en el festival como fue Enquanto Estamos Aqui de Clarissa Campolina y Luiz Pretti. No se puede dejar de lado que Brasil fue el gran protagonista del festival con una gran presencia en las distintas secciones y que incluso contó con su propia sección llamada Soul in the eye, con una programación que reivindicó el cine afrobrasileño, que ha tenido una gran fuerza en los últimos años. A partir de este punto, es bueno recalcar la buena relación de Rotterdam con Latinoamérica, tan solo basta recordar la retrospectiva completa del argentino José Campusano en 2018 y que este año contó con una presencia argentina encabezada por La Flor de Mariano Llinás y una gran cantidad de cortos.

BIG SCREEN COMPETITION

La sección competitiva Big Screen tuvo una fuerte presencia femenina a través de sus directoras y protagonistas, y precisamente la ganadora de la sección fue la sueca Anna Eborn con Transnistra, la cual plantea la relación de una adolescente con un grupo de varones, cuya naturaleza suele estar constantemente oscilando entre la amistad y la atracción amorosa. También hubo presencia latina con el experimentado Carlos Sorin y su film Joel, con el foco en una pareja que adopta a un niño y su difícil proceso de adaptación al entorno, aunque con el énfasis en la madre, quien es la que más dudas tiene sobre su repentina maternidad. De un tema similar habla el film God of the Piano del israelí Itay Tal, aunque en este caso la maternidad es vista desde la obsesión toxica de una madre que busca el éxito de su hijo en el mundo de la música, en este punto se puede hacer un paralelismo con Coureur del belga de Kenneth Mercken, un film de la sección Limelight dominado por una paternidad toxica, donde el ciclismo se transforma en el motor de un hijo que busca el éxito que su padre nunca pudo consolidar.

APUNTES FINALES

La programación de Rotterdam de este año ha ido un poco en contracorriente de las polémicas festivaleras de 2018, ya que no tuvo ningún problema en programar una película que ya está en Netflix (Lazzaro Felice), alejándose del cansino debate de Cannes sobre el nuevo modelo de distribución y nuevamente colaborando con Festival Scope para exhibir online 22 de sus películas en simultaneo con su estreno. También la programación se desmarco de cierta línea de Venecia, donde el cine de la temporada de Oscars fue uno de los temas dominantes. Esto se ve relevante ya que Rotterdam 2018 se presentaba como una fuerte ventana de la temporada con nombres como Gerwig, del Toro, McDonagh, Gillespie, Baker, entre otros, mientras que el 2019 apenas se divisan films como At Eternity’s Gate y (la infame) Capernaum. Aunque lo anterior también está relacionado con la falta de una gran película evento en este año, como lo fue Phantom Thread en 2018, incluyendo la presencia de Paul Thomas Anderson y la musicalización en vivo de su película en el fabuloso teatro Doelen.

Frente a la ostentación de las películas de la carrera, se contrapone la modestia de los cortometrajes que como cada año estuvieron entre lo más destacado del festival, no solo recogiendo grandes films del año pasado como House of Glass del portugués Filipe Martins (ganador del Voice Shorts), Gulyabani del ya consagrado director turco Gurcan Keltek, sino también grandes estrenos como Cavalcade de Johann Lurf con sus trucos y engaños visuales, también el enigmático corto argentino Cairo Affaire de Mauro Andrizzi, además de la muy buena presencia latina con el Colectivo Los Ingrávidos.

TOPS VARIADOS

Debido a la naturaleza ecléctica de Rotterdam parece aceptable que, a la hora de hacer listas con lo mejor de la edición, se pueda hacer ciertas distinciones, por un lado, los mejores estrenos mundiales, filmes que implican un mayor merito de gestión y riesgo de parte del festival, además de una lista con cortos, dado que Rotterdam es uno de los grandes festivales que más apuesta por este formato.

Top 7 Estrenos mundiales

  • That Cloud Never Left, Yashaswini Raghunandan, India (Bright Future)
  • Pirotecnia, Federico Atehortúa, Colombia (Regained)
  • Historia de mi nombre, Karin Cuyul, Chile, Brasil (Bright Future)
  • Hombres de piel dura, José Celestino Campusano, Argentina (Signatures)/De nuevo, otra vez, Romina Paula, Argentina (Bright Future)
  • The Best of Dorien B., Anke Blondé, Bélgica (Big Screen)
  • Last Night I Saw You Smiling, Kavich Neang, Camboya, Francia (Bright Future)
  • Transnistra, Anna Eborn, Suecia (Big Screen)

Top 7 No Estrenos mundiales

Top 10 Cortos

  • These Silences Are All the Words, Madiha Aijaz, Pakistán (Ammodo Tiger Short Competition)
  • House of Glass, Filipe Martins, Portugal (Voices Short)
  • Gulyabani, Gurcan Keltek, Turquía (Bright Future Short)
  • Cairo Affaire, Mauro Andrizzi, Argentina (The Spying Thing)
  • Cavalcade, Johann Lurf (Bright Future Short)
  • Pirámide erosionada, Colectivo Los Ingrávidos, México (Bright Future Short)
  • E-Ticket, Simon Liu Hong Kong, USA, UK (Ammodo Tiger Short Competition)
  • The Monster and the Woman, Ikeda Akira, Japón (Voices Short)/ Maria by the Sea, Tawfiq Nizamidin, Corea del Sur (Voices Short)
  • Night Horse, Jeroen Van der Stock, Japón, Belgica (Deep Focus)
  • Nehemias, Daniel Jacoby, Holanda y Perú (Ammodo Tiger Short Competition)/ La bala de Sandoval, Jean-Jacques Martinod, Ecuador (Ammodo Tiger Short Competition)

<