ARICADOC 2021: THE LAST SEMESTER DE ROBERTO FLORES

ARICADOC 2021: THE LAST SEMESTER DE ROBERTO FLORES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email

Por Mónica Delgado

The last semester (El último semestre, 2020) es un cortometraje del realizador Roberto Flores Muñoz, y es el único trabajo peruano exhibido en la reciente edición de AricaDoc. Es el retrato de un docente a punto de jubilarse. Más allá de la sencillez con la que el cineasta le da forma al argumento, la de un profesor de escuela de clase media alta, que enseña según las exigencias del contexto de la educación a distancia, este corto complejiza una actitud o gesto de observación a través del uso del blanco y negro y el color, y desde algunos elementos de irrupción como si fueran síntomas de una memoria por recuperar.

Roberto Flores ausculta al personaje desde la cercanía. La cámara está muy cercana a él mientras da clases online en inglés, mientras hace apuntes o coloca calificaciones en alguna plataforma de clases asincrónicas. Pero, también por momentos el cineasta nos presenta algunos detalles del lugar, como colecciones de piezas de madera o cerámica preincaica, o algunos objetos que hablan de una estancia solitaria en algún departamento de Lima. Estas escenas en blanco y negro también tienen un tratamiento especial de lo sonoro, en la medida que prima el uso del inglés en el dictado de clases (por ello también el título original en inglés), incluso el profesor ve películas en ese idioma y que se oyen fuera de campo. Poco a poco, en The last semester se va mostrando las razones de esta aislamiento (los tiempos de pandemia quizás) y se deja entrever algo de la soledad del personaje antes de su jubilación.

Este docente encarnado por Máximo Roberto Flores Espinoza se ve “intervenido” por algunos personajes que van a evocar un encuentro con las raíces andinas. Este elemento “real maravilloso” que plantea este cruce de la realidad con un toque fantástico -una realidad hasta ese momento auscultada bajo el estilo de algunos dispositivos del documental (planos fijos y compositivos, método de observación para captar la cotidianeidad del sujeto observado)-, y que llega a través de tomas en color. Este cambio habla de una ensoñación y de un deseo, de una posibilidad que se abre ante la oportunidad de la jubilación. Así, no solo se pone fin a una etapa laboral específica, sino a la recuperación de una cultura, memoria y tradición que había quedado soslayada (¿debido a la alienación de enseñar en inglés?). Desde este recurso que evoca la nostalgia y la asociación de lo andino como lo edénico o bucólico, el realizador va dando forma a este imaginario de lo familiar, musical, festivo y perdido.

Quizás este puente que establece el director para concatenar a estos dos mundos, desde estos personajes fantásticos que parecen extraídos de alguna fiesta patronal y que rompen con la realidad (y con ellos sea agrega además una retórica de no ficción) sea demasiado evidente para una historia que se planteaba desde un registro puntual: la rutina deslucida de un docente que trascurre en modo automático y que sueña con huir a un mundo multicolor.

Director: Roberto Flores Muñoz
Productora ejecutiva: Kelly Sánchez Villanueva
Posproductor de audio: David Saurre
Posproductor de imagen: Emanuel Muñoz
Reparto: Máximo Roberto Flores Espinoza
Perú, 20 min, 2020

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email