ARICADOC 2021: NUESTRAS DERROTAS (NOS DÉFAITES) DE JEAN-GABRIEL PÉRIOT

ARICADOC 2021: NUESTRAS DERROTAS (NOS DÉFAITES) DE JEAN-GABRIEL PÉRIOT

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email

Por Mónica Delgado

El festival AricaDoc ha recuperado para su nueva edición uno de los recientes trabajos del documentalista y montajista francés Jean-Gabriel Périot, Nuestras derrotas (Nos défaites, 2019), y que es resultado de unos talleres de cine realizados con estudiantes de una escuela secundaria en Ivry-sur-Seine. El procedimiento de Périot se asienta en un fin sociológico: auscultar a estos personajes en sus ideologías, modos de percibir la política y su entorno cercano, como futuros actores dentro de un sector productivo. Este experimento tiene dos vías de acercamiento a estos imaginarios políticos: una, desde las recreaciones que hacen los estudiantes de escenas muy políticas de películas políticas como La Salamandra de Alain Tanner (1970), La Chinoise (1967) de Jean-Luc Godard, La reprise du travail aux usines Wonder (1968) de Jacques Willemont, Citroën Nanterre mai-Juin 1968 (1968) de Guy Devart y Edouard Hayem À bientôt, j’espère (1968) de Chris Marker y Mario Marret o Camarades (1979) de Marin Karmitz. Films que además reflejan un espíritu ya perdido, el del Mayo de 68. Y otra, el registro de las reflexiones de los estudiantes, a modo de entrevista, sobre las escenas que recrearon y sobre lo que ellos perciben sobre lo político desde su óptica adolescente y centennial, desde la situación de una Francia en el contexto de las demandas de los chalecos amarillos, y desde lo que recojen también en sus clases de secundaria. Lo que encuentra Périot es una paradoja, el eco de un desencanto apolítico y, a la vez, la posibilidad de la lucha.

Es verdad que el film adquiere mucho más valor cuando se conoce la materia prima con la cual parte Périot. Las recreaciones de films emblemáticos como La Chinoise, luego de más cincuenta años, y que conectaron en su momento con una utopía política, y que podrían verse ahora como una oportunidad para revivirlas desde las voces de este jóvenes, al reflejar un tipo de hartazgo sobre la explotación neoliberal, podría lucir esperanzador. Así el cineasta abre una ventana atractiva, ya que se genera la ilusión de que jóvenes menores de 18 años puedan materializar un tipo de lucha. ¿Es posible que la juventud del TikTok abrace ideales socialistas? ¿Puede la palabra comunista no resultar chocante debido a las diversas campañas de desinformación entre adolescentes? ¿Los estudiantes pueden ser críticos ante el neoliberalismo? La esperanza de Périot es una afirmación, sobre todo cuando recorremos desde su perspectiva este proceso de transformación, de unos jóvenes que recrean frases viejas del Mayo del 68 y que podrían de alguna maneta ser reanimadas.

A través de estas entrevistas post escenas recreadas, Périot formula interrogantes sobre determinados términos como “sindicato”, “socialismo”, “marxismo-lenismo” y demás, y es allí donde se confrontan diferentes puntos de vista, la mayoría de ellas repeliendo cualquier atisbo de revolución, lo que a espectadoras como yo, nos produce decepción. Los jóvenes ya no son rebeldes. Los tiempos han cambiado: el Mayo del 68 y su influjo apenas sobrevive, es un fracaso, y la agenda de los jóvenes es ahora otra. Y es así que de la mano de Périot aceptamos nuestras derrotas. Sin embargo, cuando el cineasta retorna algunos años después a la escuela, recrea otro suceso de estos días: incidentes y represión policial en una escuela de Mantes-la-Jolie, al oeste de París, donde 151 alumnos fueron apresados y sometidos a castigos. Los estudiantes en este reencuentro ya no son los mismos, y encuentran solidaridad y afinidad en las demandas con los alumnos de Mantes-la-Jolie. ¿Una posibilidad para cuestionar el sistema neoliberal?

Jean-Gabriel Périot se mantiene con Nos défaites y con su reciente Retour à Reims, que se vio en Quincena de Realizadores de este año, como un cineasta de lo político, puesto que a través de sus films como The Devil (2012) o Une jeunesse allemande (2015), propone una ruta para la movilización; donde el cine es una puerta abierta al desconcierto y a la transformación de sentidos comunes de la política en tiempos de despolitización.

Dirección: Jean-Gabriel Périot
Música: David Georgelin
Fotografía: Amine Berrada, Manon Fourneyron, Sophonie Ngokani Belkie
Francia, 100 min, 2019

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email