BAFICI 2017: REINOS DE PELAYO LIRA

This entry was posted on April 24th, 2017

Por Mónica Delgado

Reinos describe en su argumento la relación de atracción sexual ambivalente entre dos universitarios, vínculo que se basa en la violencia y la dominación, aunque de un modo sutil más que perverso. Pelayo Lira describe a partir de planos cerrados el entorno de los dos jóvenes amantes, amorío que surge en los ratos libres de sus clases en alguna facultad de letras en Santiago de Chile y que va reflejando las dudas propias en el tránsito a la madurez.

Este primer largometraje de ficción de Pelayo propone una visión del mundo universitario de la capital chilena, de fiestas en tardes posclases, en los patios y parques de la ciudad universitaria, donde el relajo y la cerveza se van imponiendo ante cualquier predicción de éxito tras los cinco años de estudios. Esta atmósfera de intranquilidad, ocio y libre de pesares laborales o familiares se convierte en la vía de escape y de encuentro para estos jóvenes “slackers”. Mientras en el espacio social estos protagonistas viven pensando en cambiar o no de carrera, en la intimidad dejan a flote relaciones de poder que los une o distancia.

Lo más logrado de Reinos es precisamente este ambiente de disconformidad en el entorno universitario, donde se lucen graffitis sobre la gratuidad de la enseñanza o demandas sociales de todo calibre, mientras los estudiantes lucen en festejo permanente. Sin embargo, para los momentos de más intimidad, Pelayo apuesta por la cámara en mano y por planos fuera de foco, que parecerían responder más a un descuido que a una opción estética. Igual queda la duda ante la materialidad de estos encuentros sexuales, casi furtivos, donde el cineasta busca imponer con mucha cercanía y donde los roles femeninos no escapan a algunos tópicos vigentes sobre la naturaleza de la imposición y el castigo.

Competencia internacional

Chile, 2017