BERLINALE 2018: DOVLATOV DE ALEKSEI GERMAN JR.

This entry was posted on February 18th, 2018

Por Aldo Padilla

La frustración del artista no reconocido en su tiempo es algo que se arrastra como una maldición para buena parte de los creadores más trasgresores de sus respectivas épocas. Las circunstancias, a veces suelen, ser fruto de un contexto político o de represión, pero la mayor parte de las veces está relacionado con la incomprensión de editores, la crítica y público en general. Sergei Dovlatov es una de esas figuras que solo desde el exterior pudo ser realmente apreciada y recién descubierta en su país en los noventa, todo esto además de su temprana muerte mitificaron más aún su imagen.

Aleksei German Jr. sale de su línea habitual de cine onírico y con fuerte crítica hacia la Rusia actual con un film que explora la figura del poeta. Dovlatov no es un biopic al uso, ya que solo retrata una semana de la vida del escritor. pero esos siete días bastan para entender la frustración e ingenio del poeta, que veía cómo su talento se iba diluyendo en medio de encargos y pedidos de obras que iban en contra de su naturaleza. En ningún momento se lee de forma explícita los versos de Dovlatov, pero en los pequeños detalles de su personalidad y de su retórica se alcanza a percibir la agudeza de su intelecto y, ante todo, una imaginación que desbordaba en un entorno limitado.

El estilo de German se alcanza a ver en cada plano del film, desde las largas secuencias con un fuera de campo que no es posible seguir en su totalidad a las pequeñas bromas que se suceden una tras otra, mientras el resto de personajes buscan un mínimo de atención de parte del poeta alrededor del cual gira todo. De todas formas se percibe a un German más domesticado, sin tanta locura onírica que ha caracterizado sus anteriores obras. Este film contiene menos riesgo, pero esto no quita el mérito del complejo retrato filmado.

La contradicción constante del film es como todo gira en torno a Dovlatov y a la vez cómo su obra es ignorada. La construcción de German Jr. depende 100% de su protagonista ya que todos los actores que van apareciendo, emergiendo o soltando alguna palabra tienen cierta conexión con el poeta, y se entiende que en algún momento un pequeño gesto o algún personaje que parecían invisibles tendrán interacción con Sergei, mientras sus poemas y relatos son una y otra vez rechazados. Su omnipresencia recuerda a la titánica obra de su padre Hard to be a God, donde el Dios de ese mundo medieval se paseaba esperando las alabanzas de sus aturdidos súbditos, de la misma forma el poeta es interpelado, seducido, cuestionado y buscado a cada momento del film.

Toda Rusia y toda su cultura literaria parecen estar condensados en esos extraños años 70, de forma de rendirle un tributo imaginario. Y cerca al final del metraje se realiza una especie de coronación que cierra de manera brillante un film que responde a ese estilo ruso que tanto se ha definido en estos últimos años.

Competencia oficial
Director: Alexey German Jr.
Guion: Alexey German Jr., Tupikina
Director de fotografía: ?ukasz ?al
Edición: Sergey Ivanov, Darya Gladysheva
Diseño de sonido: Ivan Gusakov
Diseño de producción: Elena Okopnaya
Vestuario: Elena Okopnaya
Maquillaje: Natalya Ratkevich
Casting: Vladimir Golov, Anna Sagalovich, Violetta Bul
Productores: Andrey Savelyev, Artem Vasilyev, Konstantin Ernst
Rusia, Serbia, Polonia, 126 min,  2018