BERLINALE 2020: NEVER RARELY SOMETIMES ALWAYS DE ELIZA HITTMAN

This entry was posted on February 27th, 2020

Por Mónica Delgado

Ya en sus anteriores trabajos, la cineasta y guionista estadounidense Eliza Hittman ha mostrado interés por graficar los pesares del mundo adolescente. En It Felt Like Love (2013) o en Beach rats (2017), la juventud es un territorio ambivalente entre la fragilidad y la resistencia, donde los personajes en situaciones vulnerables salen librados, al final de cuentas, porque hay alguna cualidad en ellos que los protege. Y esta característica también aparece en la protagonista Autumm de Never Rarely Sometimes Always, su tercer largometraje, en competencia oficial de la edición 70° del Festival de Cine de Berlín.

Eliza Hittman nos ubica en un suburbio de Pensilvania, donde una adolescente de 17 años (Sidney Flanigan), que estudia en la escuela y trabaja en un supermercado, descubre que está embarazada. Lo que es una premisa manida, es transformado por el ojo de Hittman en un retrato mesurado de los avatares de esta adolescente, y su prima Skylar, por lograr un aborto legal en circunstancias donde no se quiere involucrar a su familia.

La cineasta deja de lado cualquier detalle miserabilista que no sirva para los fines de su historia, centrado en el viaje de Pensilvania a Nueva York, estado donde el aborto legal para menores de edad está permitido. En ese contexto de lograr el cometido, Hittman solo sugiere información relevante, ya que nunca se menciona quién es el padre y quizás algunos momentos de Autumm con su familia dejan entrever una situación aún más dolorosa (que se intuye en la memorable entrevista con la asistenta social, de donde sale el título del film). Por ello, Hittman retrata a su personaje en su obstinación mesurada para obtener lo que quiere: interrumpir un embarazo no deseado. Y todo ello de la mano de su prima, con quien transmite las mejores escenas de lo que llamamos hermandad entre mujeres o sororidad, y de cómo ellas también enfrentan a diario ataques micromachistas por doquier.

Sinceramente, los films sobre el aborto o que contengan escenas sobre ello, usualmente suelen aludir a los detalles más escabrosos. Porque, sin dudas, el cine ha mostrado muchas veces que se trata de una experiencia compleja, pero usualmente desde la típica male gaze, donde la mujer luce como la víctima de una condición miserable, sino recordar abortos en La mujer del puerto, la rumana 4 meses, 3 semanas, 2 días, o en La tribu de Myroslav Slaboshpytskiy. Sin embargo, en Never Rarely Sometimes Always, todo parece estar narrado desde nuestro lado, aquí, desde una joven enfrentando una situación con hidalguía. El modo en que Hittman plantea una situación común, libre de dramatismos, es porque cree en su personaje, y muestra una empatía para imaginar un mundo de mujeres, desde las mujeres, con las mujeres. Una gran experiencia.

Competencia oficial
Dirección y guion:Eliza Hittman
Música: Julia Holter
Fotografía: Hélène Louvart
Reparto: Sidney Flanigan, Talia Ryder, Ryan Eggold, Sharon Van Etten, Théodore Pellerin, Drew Seltzer, Lester Greene, Kim Rios Lin, Luz Ozuna, Brett Puglisi, Aurora Richards, April Szykeruk, Alana Barrett-Adkins, Michael Erik, Guy A. Fortt, Rose Elizabeth Richards, Deepti Menon, Carolina Espiro
Productora: BBC Films, Cinereach, Mutressa Movies, PASTEL, Rooftop Films, Tango Entertainment
EE.UU., 2020, 94 min