CANNES 2014: MAÏDAN DE SERGEI LOZNITSA

This entry was posted on May 21st, 2014

Por Mónica Delgado

Filmar la inmediatez de la revolución, desde su aspecto noticioso pero sin serlo, porque ante todo el director ucraniano Sergei Loznitsa parece estar en esa suerte de territorio comanche, donde la mística por el acto de registrar queda en evidencia en las dos horas y media de metraje de Maïdan. A Loznitsa le interesa un concepto clave, el actuar de la masa, en su coordinación, articulación, seguimiento, desde planos fijos que obligan a la contemplación, sin ubicar sujetos autónomos como personajes, ya que la plaza Maïdan y todos los ciudadanos que la hacen vital y corazón de la protesta son el meollo del filme.

Desde los primeros segundos de Maïdan, la cámara está allí registrando a los ucranianos entonar el himno de su país, con respeto y pasión, pronosticando esa intención del panorámico estático que liderará el estilo del documental, listo a captar el quehacer de la masa en medio de un inverno crudo, como si se tratara de un cuadro de miniaturas de Pieter Brueghel, en los días previos a los sucesos que llevaron a Ucrania a los titulares de todos los diarios del mundo.

Existe una progresión en la propuesta de Loznitsa, desde la calma de los momentos previos al estallido de violencia, registrados desde diciembre de 2013, hasta llegar a marzo de este años, y ver cómo la ciudadanía se organiza en su lucha por la libertad y en contra del gobierno del presidente Yanukovych, que llaman de ladrones, mafioso y corrupto. Primero está la mirada hacia las bases, locales de universidades, comedores, donde se preparan las pancartas y los alimentos para las miles de personas que acuden a la plaza. Hay también un sentido de espectacularización seca, en los mítines mientras los agitadores lanzan arengas de todo calibre, a ritmo de canciones de moda y coros de niños. Si bien no hay «personajes», ya que la protagonista absoluta de Maïdan es la plaza en sí, en su día a día hasta la llegada de los ataques represores, que cobran vidas y deja al país en luto.

El cineasta ucraniano logra una obra épica a partir de la contemplación, desde la distancia, pero no como ojo ajeno, sino a la caza de un todo, un alma predominante, en un suceso de trascendencia histórica que queda así inmortalizada en pos de una nueva Ucrania. Una de las grandes películas de este Cannes 2014 y que debió ser parte de la competencia o selección oficial.

Proyección Especial
Título: Maïdan
Director: Sergei Loznitsa
País: Ucrania
Año: 2014
Género: Documental