FESTIVAL DE LIMA 2015: IXCANUL DE JAIRO BUSTAMANTE

This entry was posted on August 3rd, 2015

Por Mónica Delgado

Lo que más me interesa de Ixcanul es esa relación que Jairo Bustamante establece entre su personaje María y el entorno, y un permanente estado de alerta ante la figura del volcán, cuyo nombre en maya da título al film. Como en otras ficciones del cine latinoamericano, y es inevitable asociarla a Madeinusa de Claudia Llosa, hay en esta ópera prima una intención por conjugar este espacio en apariencia bucólico y de postal con un crecimiento del personaje, en su aprendizaje y frustración, en su deseo de cambio pese a la tradición y exclusión. María por ahora es como el volcán, contenido, y vedado a la erupción, como una analogía extrema de libertad frustrada.

Desde el inicio, la hostilidad de los campos y sus serpientes, la humareda que brota de la boca del volcán, los paseos por una montaña nebulosa van a construir esta femineidad desde el territorio, en esa fisonomía enaltecida y exotizada, pero que a la larga permite que el relato fluya y adquiera otra dimensión más allá del naturalismo y la mirada etnográfica. María no es una mujer libre, es mas bien presa de las convenciones de su comunidad, machista y cerrada, donde apenas ella refleja miedo o desconcierto. Mas bien hay un tono de desencanto en el film, reflejado en los rostros, en las sonrisas ausentes, en las complicidades serenas. Hay algo de tristeza o de indiferencia en los gestos de la protagonista, que ya ni se extraña si ve que una serpiente se le cruza en el camino.

El gran espejo de María, su madre, es precisamente su voz moral, su conciencia que la baña, acompaña y determina. Aparecen ambas en una suerte de resignación a mantener las costumbres de la comunidad, a replicarlas en silencio, siguiendo las órdenes maternas y heredadas, pero también asoma otro camino, menos decorativo, áspero, que irá revelando la contraparte de esa fisonomía rural, a punta de planos que se ven como lo opuesto a la postal.

Si bien Ixcanul parte y cierra centrada en el retrato mismo de esta adolescente a punto de casarse con un desconocido que ni siquiera habla su mismo idioma, mostrando luego la intención de la huida de esa realidad que no luce hostil, sino más bien colorida, ritualista, y festiva, y es allí cuando Jairo Bustamante abandona un poco el espíritu de registro con decoro y admiración de ese espacio atrasado en el tiempo, como una arcadia serena, para ya luego apostar por detenerse en los detalles de una posibilidad dura y que confronta desde un único e impenetrable rostro.

Competencia oficial de ficción

Dirección y Guión: Jayro Bustamante
Fotografía: Luis Armando Arteaga
Edición: César Díaz
Sonido: Eduardo Cáceres
Dirección de arte: Pilar Peredo
Producción: La Casa de la Producción
Intérpretes: María Mercedes Coroy, María Telón, Manuel Antún, Justo Álvaro Lorenzo, Marvin Coroy
Idioma original: español
País: Guatemala, Francia
DCP – COLOR – 2015 – 93 min