INTERSECCIÓN 2020: ALGUNOS FILMES DEL FOCO GALICIA

INTERSECCIÓN 2020: ALGUNOS FILMES DEL FOCO GALICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email

Por José Sarmiento Hinojosa

Algunos de los principales cortos del foco Galicia en el último  Festival de Arte Audiovisual Contemporáneo Intersección parten de una matriz compartida, una urgencia que se decanta en distintas tangentes, pero que reclama ser percibida. Quizá podríamos aventurarnos a nombrarla, ensayar un título como “resonancia de la memoria” para poder hablar de esta serie de inquietudes compartidas, de exploraciones dialécticas en un programa que parece marcado por la política de lo íntimo, en manifestaciones que van de la ternura radical al activismo de la imagen. Esta “resonancia” está capturada desde la experimentación formal, desde el ensayo documental, desde el diario íntimo, desde el documento de protesta, pero siempre con la intención de gravitar sobre los instantes en que la sinapsis enciende la recolección, donde palabra e imagen se funden en una querella.

Una exploración de esta resonancia la encontramos en Inside the Microtubule (2018), de Judith Adataberna, que juega con la búsqueda como una gran metáfora del proceso de la memoria. Exploramos un espacio nevado, en medio de la oscuridad completa, encontramos un camino, una ruta que parece querer abrirse paso entre la nada. Linterna en mano nos encontramos ante la búsqueda de una verdad oculta, de una memoria que recala en algún rincón de la memoria, en un intento casi inútil de encontrar una ruta en el camino. En paralelo, revisitamos la memoria fragmentada de una mujer mayor, que intenta reconstruir un episodio traumático de la niñez entre frases anémicas y ciertos visos de lucidez. La búsqueda física y la búsqueda interior trazan un paralelo sugerente en Inside the Microtubule, que representa adecuadamente la fragilidad de la memoria en esta recreación nocturna de una caminata en medio de la nada como una reconstrucción del ejercicio de recordar. El avanzar en medio de la nada es un modo también de reconstruir la arquitectura de la mente. Finalmente, llegamos al lugar de los hechos, y se establece una conexión formal entre el relato y la metáfora de la reconstrucción.

Lume (2018)

Lume (2018) de Alberte Pagan, es un “homenaje al militante antifascista Carlos Palomino, de 16 años, asesinado en Madrid unos días antes, el 11 de noviembre, por un neonazi.” Parte de la serie “Superficies”, la urgencia de un trabajo como el de Pagan resuena fuerte en un momento en que las instancias de activismo y protesta se encuentran en auge en distintas regiones de Latinoamérica. El cortometraje es una recolección documental de las marchas antifascistas de la región en el 2007, cuyas imágenes están proyectadas sobre raíces. El trabajo de abstracción de Pagan y la intención de proyectar sobre un soporte que podríamos llamar “orgánico” se encuentran detrás de la intención primaria del cineasta. Ciertamente, son estas “superficies” los que nos permiten una dialéctica de la imagen y de la decodificación de una instancia tan directa como la protesta. La abstracción de la imagen en Pagan, nos permite auscultar la misma y encontrarnos, más que con un registro directo de los hechos, con una materia abstracta que es la personificación vital de la protesta y la colectividad, reflejada justamente en esta superficie que se corresponde con las raíces de un árbol. Esta colección simbiótica de personas en toda su abstracción, corresponde a la esencia misma del activismo político, que se activa precisamente por un sentido de comunidad y colectividad. Cada persona es un vaso comunicante en esta constante red que se levanta frente a los poderes del momento, y esto está reflejado en la presencia constante, insistente de las raíces como elemento aglutinante de lo colectivo.

La bouche, promèner, non, non, non (2020)

La bouche, promèner, non, non, non (2020) de Acacia Ojea, es una suerte de diario íntimo, pero también recolección de fragmentos, de lenguajes, de pertenencia. Estamos frente al mar, a un puerto, que funciona como un elemento conector entre territorios, una marca del tránsito constante del hombre. En estos fragmentos que acompañan el corto, hay una intención de fijar las posibilidades de “pertenecer” a un espacio desde la intimidad del lenguaje o la presencia de la memoria. El cortometraje de Ojea es lo suficientemente enigmático para dejar abierta una serie de interpretaciones, pero la relación de pertenencia entre el cuerpo y el territorio está lo suficientemente dibujado en sus recolecciones: el mar, el puerto, el globo terráqueo. No sabemos si los personajes del corto llegan a un lugar o se marchan del mismo, pero leer la también enigmática descripción de Ojea sobre el cortometraje nos puede aportar algunas pistas: Hay un espacio de sentimiento y comprensión en el idioma particular de cada cultura.  La importancia y las consecuencias del bilingüismo y la traducción. El proceso de aprendizaje de un idioma. Viviendo con varios idiomas. Todo lo que implica la palabra “pertenecer”.

-oito (2019)

Finalmente, -oito (2019) de Berio Molina y Alexandre Cancelo es un experimento formal de la resonancia fonética de la voz en un lugar como el Clifton Rocks Railway (Bristol), un subterráneo o estación de ferrocarril bajo tierra. Este ejercicio sugerente de la reverberación de la voz humana podría tomar un significado particular, pues el mismo Clifton Rocks fue utilizado como una estación subterránea de transmisión de mensajes durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Este ejercicio, es entonces, la posibilidad de la reconstrucción de la voz humana en estos escenarios urgentes de supervivencia del hombre? Más que un ejercicio sobre las posibilidades de la resonancia de la voz humana, -oito parece ser un hecho performático, donde la voz se trata como una fantasmagoria, como una reconstrucción de la memoria de la guerra, estas transmisiones ocultas que permitieran finalmente la comunicación humana en una eterna imposibilidad. Lo performático está muy presente en el corto de Molina y Cancelo: cada cadencia, cada recitación, cada palabra, murmullo o balbuceo está pronunciado en consonancia, armonía, discordancia y simbiosis con el espacio. Formalmente -oito es desde ya una exploración bastante intrigante de por sí, pero en consonancia con la historia del espacio, transmuta en una criatura distinta.

Inside the Microtubule
Directora: Judith Adataberna
Galicia, 9′ , 2018

La bouche, promèner, non, non, non
Directora: Acacia Ojea
Galicia, 12′, 2020

Lume
Director: Alberte Pagan
Galicia, 6′, 2018

-oito
Directores: Berio Molina y Alexandre Cancelo
Galicia, 8′, 2019

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email