MAR DEL PLATA 2021: PR1NC3S4 DE RAÚL PERRONE

MAR DEL PLATA 2021: PR1NC3S4 DE RAÚL PERRONE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email

 

Por Pablo Gamba

Con Pr1nc3s4, Raúl Perrone llega al segundo estreno de un largometraje en 2021, esta vez en el Festival Internacional de Mar del Plata. El otro, 3scombro5, una de las películas de clausura del Doc Buenos Aires, fue comentado antes en Desistfilm, y hay que añadir también el cortometraje S4d3, que se presentó este año vía online en el Festival ECRÃ de Río de Janeiro. En 2020, Perrone tuvo dos estrenos de largometrajes, al igual que en 2019, y tres en 2018.

Es un ritmo que el cineasta argentino ha mantenido desde 2013, con algunos años excepcionales de un solo estreno. Antes, entre 2002 y 2010, tuvo años de hasta cuatro estrenos. Este dato pone de relieve la potencia de una producción independiente, de bajo presupuesto y local, desarrollada en Ituzaingó, ciudad satélite de Buenos Aires, que, considerada exclusivamente por la manera como los recursos empleados sostienen los logros de algunas películas, en particular las de ficción, da la impresión de que expresan una precariedad análoga a la situación social de sus personajes emblemáticos, que siguen siendo los jóvenes de vida frágil al margen de la sociedad.

Pr1nc3s4 no relata una historia de ese tipo. Es una fábula sobre el poder, el sometimiento a él y sus máscaras. También lo son algunas de las películas de referentes sociales más explícitos de Perrone, pero esta se desarrolla en el mundo de los filmes de samuráis, lo que la presenta como una continuación de la búsqueda de una de sus más celebradas obras y que se titula, precisamente, Samuray-S (2015).

En una nota publicada entonces en Desistfilm, Mónica Delgado destacó el desarrollo formal de Samuray-S “hacia la disolución de lo líquido como textura o yuxtaposición, ya como clima, atmósfera o reflejo de la sensibilidad de los personajes”. En Pr1nc3s4 esto vuelve a ocurrir, con una progresión que va de la lluvia incesante, pero evidentemente superpuesta, hacia su opuesto: el fuego.

También continúa en Pr1nc3s4 la apropiación digital de la riqueza de recursos expresivos visuales que tuvo el cine en su esplendor previo a la introducción del sonido, impulsada por las “vanguardias” que se desarrollaron en la industria, como el expresionismo alemán y el impresionismo francés. Es algo que Perrone ha venido trabajando intensamente, aunque no de forma exclusiva, desde P3nd3jo5 (2013).

Igualmente Pr1nc3s4 está marcada más que por la influencia, por el diálogo con el maestro japonés Akira Kurosawa, de quien Perrone se apropia de un fragmento de Trono de sangre (1957). El uso de la cámara lenta es identificable como otra apropiación de este realizador, al igual que el motivo de la lluvia. Sin embargo, hay una toma de posición clara en la película de Perrone con respecto a la representación espectacular de la violencia en el cine del Japón, que consiste en su escamoteo visual y su reemplazo por sonidos en off. Estos también parecen tomados de cintas japonesas.

Otra fuente visual de Pr1nc3s4 se cita en los créditos: el pintor y grabador Utagawa Kuniyoshi, en particular su 108 héroes del popular Suikoden. La representación de la lluvia en la pintura y la gráfica japonesas es otra referencia clave de la película.

Dicho esto sobre el estilo, hay que resaltar que Pr1nc3s4 es un relato de fantasía, con un personaje maravilloso y que rompe visualmente con el contexto: el “pez del futuro”. También tiene un aire fantástico la mujer que corta los cabellos de los muertos para hacer pelucas, accesorio análogo a la máscara del amo. Pero, hay un elemento central de la puesta en escena con claro sentido referencial: un edificio en construcción abandonado, que es el mismo o se parece mucho al de 3scombro5.

Más allá de la cuestión del poder, el edificio trae a colación la caracterización de la modernidad latinoamericana como inconclusa (en la versión vaso medio vacío) o híbrida (en la versión vaso medio lleno). También la cuestión “medieval”, que hay que poner entre comillas con referencia a América y también al Japón de los cuentos de Ryûnosuke Akutagawa, fuente literaria citada por Perrone. En ninguno de estos lugares hubo la Edad Media europea, que es el término implícito de comparación.

En este sentido, la fantasía de Pr1nc3s4 hay que verla también como un triunfo de la imaginación sobre la realidad. Se conjuga con la hechura del film, cristalización de lo que no es sueño sino un cine real, la producción de una película tras otra de Perrone en Ituzaingó. Algo parecido hay que decir de las fuentes japonesas: el universalismo enraizado en lo local, presente también en la literatura de Akutagawa, es expresión de una identidad latinoamericana que rechaza los límites impuestos. Es algo distinto lo que ocurre cuando son los estadounidenses los que se apropian del cine de Kurosawa.

Competencia Estados Alterados
Pr1nc3s4
Dirección y sonido: Raúl Perrone
Producción: Pablo Ratto
Guion y sonido: Raúl Perrone, Roberto Barandalla
Arte: Marilina Álvarez
Fotografía: Raúl Perrone, Emma Echevarria, Jorge Laplace
Música: Juan Marco Litrica, Andrés Villaveiran
Narración: Yoko Tsuru
Interpretación: Deborah Nishimoto, Paulo Pécora, Matías Tamanaha, Juan Manuel Soria
Argentina, 2021, 67 min.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email