NINA MENKES: SEXO Y PODER EN EL LENGUAJE OCULTO DEL CINE + LISTA

This entry was posted on March 21st, 2020

Notas de la traducción, por Ivonne Sheen

Las películas de Nina Menkes abren posibilidades de experimentar el cine como experiencia emancipada de la común estructura masculina de enunciación. Considero a Nina Menkes como una de las cineastas contemporáneas más importantes en la historia del cine reciente. Su radicalismo se convierte en complejidad, pero sobre todo, en ruptura, en una ruptura poética, que construye universos internos, íntimos, psicológicos y afectivos, de mujeres alienadas por un entorno monótono y opresor.

La autora también ha desarrollado un discurso feminista desde su experiencia como docente y desde su constante manifestación sobre situaciones de violencia misógina normalizada en el entorno del cine estadounidense. Luego de conocer su cine, nació en mí una admiración que me lleva a traducir algunos fragmentos de su texto sobre el caso Harvey Weinstein, como antesala a la traducción de “La lista de Menkes”, en la que se determinan técnicas audiovisuales usadas comúnmente para objetualizar el cuerpo de la mujer.

Los usos comunes del lenguaje audiovisual, sobre los que usualmente acusamos al cine comercial o a la publicidad, obviando el hecho de que estos también se manifiestan en muchas “películas de autor” que admiramos y con las cuales muchos nos hemos educado. El propósito de esta traducción no es más que colaborar con las intenciones radicales y políticas que implican la difusión de textos e ideas que nos cuestionen en lo más profundo, que cuestionen cómo estamos acostumbradas a experimentar el cine y qué tanto lugar le damos a otras formas de sentir y expresar no-masculinas, no-hegemónicas.

Esta traducción está sobretodo dirigida a trabajadoras audiovisuales: autoras, críticas, técnicas, estudiantes, cinéfilas, etc., para su libre difusión.

Nina Menkes

El lenguaje visual de la opresión: Harvey no estaba trabajando en una aspiradora*
Por Nina Menkes

(…) Una cultura entera del lenguaje visual apoya y alienta este sistema -opresor-, justificando tanto las acciones de los perpetradores, como el silencio humillante de las víctimas. Es esencial que este código visual de opresión se exponga y se entienda. Casi sin excepción, cada director de sexo masculino blanco “importante” y “genial”, los que ganan Cannes o los Premios de la Academia, los que se consideran fundamentales para cualquier aspirante a estudiante de cine, p. Ej. Hitchcock, Welles, Scorsese, Godard, Tarantino, Aronofsky (por nombrar solo algunos) – utilizan técnicas cinematográficas que menosprecian a las mujeres mientras parecen glamourizarlas.

Estos directores son considerados auteurs con sus propios estilos distintos, y a pesar que sus películas representan historias y géneros muy diferentes, hay una consistencia sorprendente y -francamente- una falta total de originalidad en cuanto a la forma en que estos hombres usan la iluminación, los ángulos, el punto de vista y el encuadre para empoderar formalmente a las mujeres en la pantalla.

Mientras vemos una emocionante historia de espías, un drama emocional o una alegoría ambientada en el Jardín del Edén, el poderoso mensaje que realmente estamos absorbiendo es información consistente sobre quién se convierte en un sujeto y quién no. Es difícil enfatizar en exceso cuán generalizadas y destructivas son estas técnicas … lo que lleva a las mujeres a comprender que su mejor oportunidad -y tal vez la única- para avanzar es a través del atractivo sexual.

Por lo tanto, no es sorprendente que muchas mujeres se esfuercen mucho para convertirse en objetos hermosos para tener éxito en las relaciones o en el trabajo (dos categorías que a menudo pueden superponerse). No funciona tan bien para la mayoría, pero para aquellas mujeres que avanzan, a través de esta ruta, el precio es elevado.

Durante mis muchos años enseñando cine, tanto en la Escuela de Artes Cinematográficas de la USC (siglas para Universidad de California del Sur), como en el Instituto de las Artes de California, he visto a muchas estudiantes de cine, y por supuesto, estudiantes varones, reproducir el mismo tipo de imágenes que han visto (¿por qué no lo harían?) sin siquiera ser conscientes de ello. Como resultado, desarrollé una charla visual que expone estas técnicas cinematográficas sistemáticas: “Sexo y poder: el lenguaje oculto del cine”, que presenté en Sundance 2018.

Este lenguaje visual sienta las bases más básicas para un sistema en el que los estudiantes varones más prometedores seguirán obteniendo trabajos de dirección, mientras que las mujeres, por muy talentosas que sean, apenas tienen una oportunidad.

Hollywood y su sistema de discriminación “casi Jim Crow” contra las mujeres, es uno de los principales actores de una ideología masivamente destructiva que idealiza el ego, el poder masculino y las ganancias financieras sobre cualquier otra cosa. Esto se ha llamado, apropiadamente, “Cultura de violación”, y está destruyendo nuestro planeta.

* Texto original,  publicado el 30 de octubre de 2017 en la revista Filmmaker.

Cualquier estrategia revolucionaria debe desafiar la representación de la realidad; no es suficiente debatir sobre la opresión de la mujer en el texto fílmico; el lenguaje cinematográfico/ la representación de la realidad también debe cuestionarse, para así lograr la distinción entre la ideología y el texto.
JOHNSTON, Claire: Women’s Cinema as Counter-Cinema, 1975.

+

La Lista de Menkes

Punto de vista: Hombre-Sujeto/ Mujer-Objeto
Situaciones, contextos, escenas, en las que el punto de vista masculino cobra protagonismo y observa al femenino como un objeto. Como espectadores nos situamos en los deseos y afectos del personaje masculino. Situación común en el cine y en la vida.

Encuadre: Cuerpos fragmentados
Cuando en el encuadre se fragmentan las partes del cuerpo de la mujer para presentarlas en la escena. Es como mirar fijamente esa parte del cuerpo. Traslademos esa acción al cotidiano. Ser mujer y que te miren una parte específica del cuerpo. Es un acto de abuso y de apropiación, de acoso, de violencia.

Movimientos de cámara: paneos corporales, tilts; comúnmente en cámara lenta
Un barrido con la mirada de abajo hacia arriba. Es una intromisión, es un acto de dominación, de deseo, que a veces es legitimado por la mujer, pero que no deja de significar una posición de poder sobre su cuerpo. Dimensiones del deseo binario hegemónico que se revelan con los movimientos de cámara para representar a la mujer.

Iluminación: 3D (hombre) versus 2D o alguna otra iluminación de fantasía (mujer)
La iluminación en un ángulo correcto puede crear un volumen 3D a los cuerpos y otorgarles una presencia marcada. Los personajes masculinos suelen tener una presencia dominante y diferenciada del paisaje que lo rodea, a diferencia de una iluminación menos detallista y contrastada, comúnmente aplicada a la figura femenina, la cual no llega a tener la relevancia que la presencia masculina tiene visualmente. La presencia femenina toma posición comúnmente con respecto a y dependiendo de la figura masculina.

Posición Narrativa: el cuerpo sexualizado de la mujer existe fuera del flujo narrativo
Cuando se exotiza e idealiza al personaje femenino y se le descontextualiza de su entorno, como si sus afectos y experiencias fuesen algo además de la realidad. Situación y representación que le resta agencia en su contexto. La personaje se puede descontextualizar con efectos de desvanecimiento, de desenfoque, de planos muy cercanos, con poca opacidad y contraste, con un aspecto etéreo.

Lista de películas mencionadas como ejemplos de opresión en la charla “Sexo y poder: el lenguaje oculto del cine”

El mirar y/o re visitar estos referentes bajo los criterios críticos propuestos por Nina Menkes, es un punto de partida como ejercicio asistido para un análisis sobre el lenguaje audiovisual legitimado y universalizado. En las escuelas de medios audiovisuales y cine, se deben cuestionar las formas comunes para narrar, en vez de reproducirlas constantemente. El lenguaje visual de la opresión no se puede desligar de los intereses del mercado, ni de la historia del cine.

LADY FROM SHANGHAI (1947)
Orson Welles
CONTEMPT (1963)
Jean Luc Godard
SUPER FLY (1972)
Gordon Parks Junior
CARRIE (1976)
Brian de Palma
RAGING BULL (1980)
Martin Scorsese
PARIS, TEXAS (1984)
Wim Wenders
DO THE RIGHT THING (1989)
Spike Lee
SILENCE OF THE LAMBS (1991)
Jonathan Demme
LOST IN TRANSLATION (2003)
Sofia Coppola
AMERICAN HONEY (2016)
Andrea Arnold
BLADE RUNNER 2049 (2017)
Denis Villaneuve
BOMBSHELL (2019)
Jay Roach