PINGYAO 2019: MASTERCLASS DE KLEBER MENDONCA FILHO

This entry was posted on October 19th, 2019

Por Mónica Delgado

En conversación con Desistfilm, el director artístico del Festival Internacional de Cine de Pingyao, Marco Müller, indicó que es un objetivo del evento acercar el cine latinoamericano a un público que conoce poco sobre qué viene pasando en la región. Incluso, al ser dos películas latinoamericanas las ganadoras de esta edición, la brasileña La febre y la guatemalteca Nuestras madres, se confirma el interés, sobre todo de la comunidad audiovisual china, por valorar y replicar las sensibilidades y expresiones de un cine con una historia de resistencias, o de tensiones. Lo que sí llama la atención es que no se haya programado ninguna película del cineasta, lo que hubiera ayudado a contextualizar su cine, sobre todo, para aquellos que aún no conocen su trabajo.

Parte de esta valoración y ansia de información sobre lo que pasa en el cine latinoamericano, es que se realizó la masterclass al cineasta brasileño Kleber Mendonca Filho, autor de Neighboring Sounds, Aquarius y la reciente Bacurau, quien, como pasó con la clase de Zhang Yimou, atrajo asistentes a una sala llena, que contó con las preguntas del mismo Müller y del chino Jia Zhang-Ke.

La conversación se centró en los argumentos de los films, y se hablo muy poco -o casi nada- de la situación crítica en Brasil tras las medidas dadas por el presidente Jair Bolsonaro, que pone en peligro la subvención a la producción audiovisual en ese país.

Mendonca Filho sostuvo que “Por muchos años pensé que solo haría cortometrajes y estoy muy contento con ellos. Pensaba que no habría nada mejor que los cortos pero un día hice un largometraje y me pareció igual de bueno. Haces más amigos en los largometrajes y viajas más. Así que ahora estoy doblemente feliz haciendo largometrajes.

Estuve haciendo filmes alrededor de la cuadra donde solía vivir y crecí viendo filmes americanos, y luego en mis años de adolescencia, filmes alemanes y franceses. Luego descubrí todo tipo de cine. Hice películas mediante otras películas que hacían que quisiera hacer cine. Claro, yo soy brasilero y vengo de Brasil, que es un lugar inrecíble, bello, complicado, complejo y feo con gente maravillosa y una historia problemática. Eso es, claro, una fuente de tensión, conflicto amor, pasión, tragedia y sangre. Y eso algunas veces se refleja en la arquitectura y en la forma de vivir de la gente. Cuando estás preparando tu primer filme, recuerdas cuántos filmes has visto. Y una cosa que trataba de decir en la ceremonia de apertura que no quedó muy clara — es cuánto me han inspirado los filmes de Jia Zhangke para hace películas que fuera mías, no suyas, pero mías. También pensé mucho acerca de un director americano, John Carpenter. Claro, la vida de Brasil. Así fue como hice mi primera película. Querías mostrar una secuencia de apertura, sin diálogo. Esto, en inglés, se llama Neigboring Sounds. Toda la parte de apertura mostraría la cuadra donde solía vivir. Es un complejo de departamentos en Recife. Es una zona de juegos, completamente distinta a la realidad. Puedes ver a las nanas en el fondo”

El cineasta brasileño siguió ampliando el proceso de Neighboring Sounds: “La idea del filme era que este tuviera lugar en el lado moderno de la ciudad. La filosofía de ida en la ciudad y la forma en la que se organizaba la vida en la misma era el mismo diseño de una villa de caña de azúcar que está a 50 o 60 kilómetros fuera de la ciudad, donde se maneja la clásica economía local. Nunca expliqué en este filme pero algunos pudieron notar lentamente la vena que sigue la misma vena historia de la villa de plantación de caña de azúcar. Así es como la tensión del filme se generó. La tensión moderna viene de la historia. “

Luego, se detuvo en ahondar sobre cómo hizo Aquarius: “Es un filme acerca de los espacios públicos y privados. Y esta escena que te quiero mostrar es interesante porque la edición fue hecha dentro de la cámara mientras hacíamos el filme, no en la edición. Algunas veces cuando estás haciendo una película, tres o cuatro oportunidades donde editas dramáticamente en las distintas disposiciones para la misma toma. Es casi una escena de pesadilla porque sucede cuando la gente está disfrutando de su noche, y la gente de afuera entra. Mantengamos la apertura del Bacurau“.

Y sobre su reciente film, Mendonca indicó que “Bacurau está hecho desde el amor para todos esos films que vi cuando crecía. Tiene mucho de la influencia del cinema novo brasilero y el cine americano de los 70’s. A esto me refería. Ahora tenemos que ser muy atrevidos. La situación del país necesita golpear más duro, más violento, por ello conciliar los daños que afectan durante el film es un motivo recurrente. Y escribimos el filme muy conectados a las redes sociales y las noticias. No estábamos asilados en las montañas, escribíamos el filme sintiendo la temperatura del momento. Y el filme ha tenido una reacción fenomenal en Brasil. La gente parece decodificarlo, parece entender la atmosfera general del filme. Es un filme acerca de una pequeña comunidad. Pensé mucho en Madadayo, un filme de Kiyoshi Kurosawa. Es muy cercano a la región de donde vengo”.