PINGYAO 2019: WISDOM TOOTH, SUMMER OF CHANGSHA Y BLOODY DAISY

This entry was posted on October 15th, 2019

Por Mónica Delgado

A continuación un repaso breve de algunos films chinos en competencia del Festival de Cine de Pingyao.

En la sección Crouching tigers, pudimos ver el estreno mundial de Wisdom Tooth, trabajo del chino Liang Ming, que recupera el espíritu de algunos trabajos iniciales de Jia Zhang-Ke, y que en algunas escenas se mantiene bajo el influjo recurrente del neon del Hou Hsiao-Hsien más pop, al menos.

Wisdom Tooth es el drama de una muchacha que vive con su hermano, y se dedican a la venta de pescado en una zona industrial al norte de China. Lo que comienza como un film de relaciones laborales y filiales, va mutando en un thriller, con mezcla de drama amoroso y elementos del coming-of-age, graficados en el tránsito de la “muela del juicio”, que indica el título.

A pesar de algunos elementos melodramáticos, como ese tufo semi incestuoso de la protagonista Guxi (encarnada por Lü Xingchen) y su hermano, el film se las arregla para romper con algunos paradigmas narrativos (como la serie de varios finales, como posibilidades) y por mostrar, con algunos momentos de karaoke y fiesta, un cine muy en sintonía con la sensibilidad del nuevo cine chino independiente.

Por su parte, Summer of Changsha de Zu Feng, que tuvo su estreno mundial en el Festival de Cannes, en la sección Un certain regard de este año, es un thriller sicológico sobre un policía que busca pistas para dar con el crimen de un joven cercenado. Si bien el film va tramando una puesta en escena desde los códigos del género (un crimen, un asesino suelto, varios sospechosos, un método para investigar), que funciona en su primera media hora, poco a poco el cineasta y actor Zu Feng va virando hacia el drama amoroso (y la inevitable cursilería), que dejan sin efecto lo logrado.

Summer of Changsha, que compite en la sección Hidden dragons, se complejiza de manera innecesaria a partir de los detalles en la vida del protagonista, el detective que encarna el mismo director, y que se deben al suicidio de su novia, que lo hacen relacionar todo lo que sucede a raiz de la investigación con su vida personal. Esta decisión argumental marca la debacle expresiva del film.

Por otro lado, también se dio en estos días el estreno mundial de Bloody Daisy, un policial de Xu Xiangyun, dentro de la sección Hidden dragons, y que, en definitiva, entra en la lista de los films que inexplicablemente son programados en festivales, y que de alguna manera opacan la selección oficial de esta competencia. Se trata del seguimiento policial a un asesino en serie, que deja marca en forma de flor en el cuerpo de víctimas mujeres, lo que va marcando la vida de los dos investigadores, que son como el agua y el aceite. La indagación adquiere por momentos toques surreales, en una puesta en escena ecléctica e indecisa. Quizás si la hubieran programado en la sección Norturne, que está dedicada a films de género, hubiera tenido un poco más de lógica su presencia en Pingyao.