ENTREVISTA: ERIC Y MARC HURTADO

This entry was posted on March 14th, 2014

jajouka 2 new

Por José Sarmiento y Mónica Delgado

En esta edición de Desistfilm abordamos los trabajos de Eric y Marc Hurtado, dúo icónico dentro de la música y cine experimental francés desde los años ochenta, cuyo imaginario fluye dentro de las posibilidades de la imagen y la música en una simbiosis poderosa y sublime. Conversamos con ellos sobre una película indispensable para la presente década, Jajouka, something good comes to you, y sobre otros motivos que priman su universo de sonidos y ritos.

Desistfilm:  ¿Marc, cómo decidiste incursionar en el cine y trazarlo como proyecto paralelo a tu trabajo como músico, poeta?

Marc Hurtado: He empezado a hacer películas al mismo momento que he hecho mis primeras experiencias musicales , justo antes de fundar Etant Donnés con mi hermano Eric , tenía cerca de 14 años. El cine fue un gesto totalmente natural, mi padre me regaló su cámara 8 mm,  y la primera cosa que filmé fueron las imágenes que mi padre filmó en Marruecos (donde Eric y yo hemos nacido),  de bailarines en las calles, en blanco y negro, o tomas mías de cuando era niño. Proyectaba estas viejas películas sobre mi vientre, y este primer gesto fue una auto filmación, y es la forma que siempre he utilizado en todas mis películas 8 mm.
Hacer música, cine o escribir poesía está totalmente unido y, al mismo, son movimientos autónomos, nunca me ha gustado los artes mezcladas: una película, un disco, un poema, tienen que vivir por ellos mismos con su propias esencias.

Desistfilm: En tus trabajos en 8 mm y en digital hay un interés por el trabajo de sonido, que tu mismo realizas para cada película. ¿Cómo realizas esta tarea, o cómo es que nace primero, la imagen o el sonido en tu proceso creativo?

Marc Hurtado: Desde el principio, hago la música de mis películas con piezas y sonidos que existían ya desde antes. Las películas 8 mm están compuestas de pequeñas escenas o secuencias de unos cinco minutos cada una, puestas una detrás de la otra, como yuxtapuestas, sin tener ninguna forma de montaje.  Este proceso, el del montaje, se da de modo cerebral, y al momento de filmar, haciendo las superposiciones de imágenes sobre planos que ya estaban filmados anteriormente.  A veces esperaba meses para hacer un plano, por ejemplo, para filmar un mismo árbol con flores y después filmarlo en superposición con nieve, esperaba seis meses desde la primavera hasta el invierno.

Cada vez que trabajo sobre una pieza musical tengo una película en mi cerebro, y esta tendrá que hacerse algún día, a veces aparece años después de la composición de la música.

Cuando pongo una música sobre una película, cojo una pieza musical de mi archivo, con la  convicción de que va a ser buena, sin fallas, y siempre siento esto perfecto en relación con el tiempo y entre imagen y música.

Nunca tuve que cortar un pieza musical hecha antes de la película. Siempre la música se correspondió exactamente con las imágenes, es como una gracia, un duende, que no puedo controlar. Esta magia es más rápida y más fuerte que yo, así que me siento también espectador de mis propias películas.

Desistfilm: Ya cambiando un poco de los procesos creativos, a las personas que te inspiran, ¿cómo surge esa atracción por un personaje como Alan Vega, se sabe que hay una amistad musical, pero cómo surge la intención de hacerlo parte de tu universo registrado?

Marc Hurtado: Suicide y Alan Vega me gustan desde los 15 años. Me crucé varias veces con Alan Vega en los años 80, en los conciertos de Etant Donnés. Hicimos una primera colaboración juntos en 1999, con cuatro títulos en el disco de Etant Donnés, RE –UP, y desde ese momento hemos hecho muchos conciertos juntos.

En 2009 , propuse a Alan Vega hacer una película sobre sus esculturas luminosas que se llama  The Infinite Mercy Film,  y desde este nuevo encuentro hemos tenido las ganas de hacer un disco entero juntos y con una gira de conciertos. A la vez hemos hecho varias muestras de escultura y pintura juntos.  También he hecho dos clips con Alan Vega y he filmado mucho cosas con él en New York, para un largometraje que está en preparación y donde aparece Martin Rev sobre Suicide.

El arte de Alan Vega me toca mucho, porque es maravilloso, y tiene una forma de libertad total y eso es muy raro. Alan es un artista excepcional, que ha influido a muchísimos artistas, y que tiene una visión poética muy afilada sobre el mundo. Nuestros caminos se cruzan y cuando tenemos las ganas trabajamos juntos, es muy simple y natural, nunca hemos tenido algún planos prefabricado antes de colaborar.

j 37404

Desistfilm: Jajouka, something good comes to you resulta casi una experiencia mística. Pese a la distancia del territorio en que se ubica el relato mítico, hay sí una cercanía con tus cortos, ya que se percibe esa primacía de la música y el sonido. ¿Cómo encontraron esta idea de “representar” los mitos aliados a la música de modo tan inherente, hermanado?

Marc Hurtado: Los mitos de Jajouka están todos relacionados con la música, es la esencia y el modo de transmisión de estos ritos a través de los años. Esta música no necesita palabras, las notas de flautas y tambores componen una composición mágica en total fusión con los hombres y la tierra de Jajouka.

En mis películas 8 mn hay una relación muy fuerte del cuerpo a la tierra, integrando el cuerpo como forma propia de la naturaleza, como una disolución del hombre en el universo:  filmando el microcosmos filmo el macrocosmos. Este rito es una celebración mágica, utilizando la fuerza de la luz del sol.
La única cercanía entre Jajouka y mis películas está en la relación del registro de ritos ancestrales y mi cuerpo integrado en el cosmos, y así contienen un movimiento común: intentar meter al espectador en el interior mismo de esos ritos para que los viva.

Eric Hurtado: No creo que haya una primacía de la música en la película. El hecho es que Jajouka es un pueblo donde algunos mitos se unen con una música específica, la de “los Maestros Músicos de Jajouka”. La película también se convirtió en el lugar de esta reunión.  En la mayor parte de las películas, la música viene después de las imágenes, y se suele decir que “la música acompaña a las imágenes”, y el público se ha acostumbrado a esta deficiencia. Aquí todo ha sido pensado desde las primeras líneas del guión, sonido e imágenes, inseparables, unidos en la misma vibración.

Desistfilm: Nos pareció que en algunas escenas de Jajouka hay una filiación con la cuestión mítica o de leyenda (primario, cultual) que Pasolini plasmaba en sus películas, quizás en una cinta como Edipo Rey. ¿Es así?

Marc Hurtado: Me gustan mucho las películas de Pasolini, pero pienso que la filiación que ven con Pasolini viene de la esencia de los ritos, de los paisajes, de la luz , de los personajes , de los trajes , pero nunca hemos tenido la idea de hacer una película que podría parecer a una de Pasolini o hacer una especia de homenaje. Es la tierra de Jajouka , los hombres y los ritos que impuso este « color » a la película.

Eric Hurtado: Si hay una filiación con Pier Paolo Pasolini, esta sólo puede ser un honor… Es uno de los muy, muy grandes (extrañamente cercano a Federico García Lorca, por su trabajo como por su final trágico).  Dicho esto nunca hemos pensado en el cine de Pasolini durante el rodaje. Ese encuentro estético me parece mas bien un milagro, más un milagro poético que una influencia. No podía ser de otra manera, las respuestas suelen ser similares a las mismas preguntas…

Los personajes hieráticos son signos en el mundo. El hombre y la mujer existen en una cuerda cósmica, como parte del todo, más allá de toda psicología.

jajouka 1

Desistfilm:  Jajouka, something good comes to you tiene uno de los inicios más bellos del cine reciente. Hay ejercicio de maestría en la simpleza del relato, una serie de planos, intertítulos como en el cine mudo, pero también como suerte de tránsito entre lo oral y lo escrito, y sobre todo, la importancia de lo que se oye y no se ve (que prima a lo largo de todo el metraje). ¿Cómo se plasmó la idea de este inicio, teniendo en cuenta que hay variaciones narrativas, episódicas de otro tenor en la película?

Marc Hurtado:  Este inicio es el prólogo de Jajouka, something good comes to you, y se puede ver como la apertura de un libro de más de mil años de edad. Todo la película trata de leyendas y el prólogo es tratado como la lectura página tras página de un cuento, el tiempo de desarrollo está deformado, poniendo situaciones irreales dentro de una narración que parece realista.
En toda la película hay saltos desde el tiempo legendario hasta el tiempo real. Para ir más lejos en una representación cósmica de un cuento, hemos planteado estas escenas en la tierra de forma muy teatral, con planos fijos .

Eric Hurtado: Pensamos filmar este prólogo con una estética vinculada a la de la iluminación, que fue utilizada en la Edad Media para ilustrar la vida de los santos. Un solo punto de vista, ningun movimiento de cámara, una acción que se lleva a cabo dentro de este marco, como en el cine primitivo o las primeras películas Lumière.

Para fortalecer esta relación a la leyenda, los labios de los personajes no se mueven cuando hablan, las palabras convirtiéndose en subtítulos. Este prólogo es como contener su respiración, el regreso a los orígenes antes de ir más allá. Un momento estático, seguido de una liberación visual que se desarrolla en la secuencia siguiente, con el travelling sobre el paisaje de Jajouka, que es el verdadero principio de la película.

La idea es decirle al público: “Antes de empezar queremos contarte una pequeña historia…”. Este cuento hará eco a lo largo de la película, de manera casi iniciática, convirtiéndose en una “cuestión suspendida” en la conciencia del espectador.

Desistfilm: ¿Cómo fue el proceso de rodaje de Jajouka? En la escena del baile casi al final entre los dos “dioses” rodeados por los pobladores se siente algo de cercanía e intimidad.

Marc Hurtado: Hemos filmado toda la película , a veces con dos cámaras al mismo tiempo, y es así que hemos filmado esta escena que describes. Filmamos sin parar dentro de toda esta fiesta ritual, estábamos integrados en el interior del círculo donde Bou Jeloud y Aïsha Kandisha bailaban. Hemos filmado esta escena totalmente embrujados por la fuerza mágica de la música y del espíritu Pánico de Bou Jeloud en su danza frenética con Aïsha Kandisha. Eramos parte del rito, del baile, de sus pieles, poseídos por esta fuerza mágica transcendental.

Eric Hurtado: Algunas escenas fueron filmadas con dos cámaras, la curación milagrosa en la tumba del santo y la gran noche de fiesta. La danza de Aïsha y Bou Jeloud fue también la de nuestras cámaras, en un clímax frenético de gran tensión, que tendía a trance. Para nosotros, el objetivo no era de documentar la ceremonia, sino hacer participar el espectador en este ritual. En este sentido, la película tiene un ambito mágico, de encantamiento. ¿No es el real propósito de la poesía?