ENTREVISTA: JEANNETTE MUÑOZ

This entry was posted on August 22nd, 2015

1005274_469044193190491_184741700_n

 

Por Mónica Delgado

La cineasta experimental chilena, radicada en Zúrich, Jeannette Muñoz ha venido presentando diversos trabajos en 16 mm en distintos espacios de difusión como Xcéntric Cinema, Media City Film Festival, Light Movement en Berlín o Palais de Glace en Buenos Aires, lo que permitido conocer su trabajo desde diferentes aristas y contextos.

Uno de sus trabajos más representativos, ENVÍOS, cuya serie se inició en 2005 con un mensaje para la cineasta experimental Ute Aurand y que comprende 29 trabajos hasta 2013, dedicados como cartas fílmicas sin retorno a personajes cercanos en la vida de la autora, es un ejercicio de carácter íntimo y que ella ha denominado como “secuencias, eventos, historias, fragmentos, momentos, segundos. ENVÍOS no posee objeto o sujeto, sus componentes son heterogéneos, de diferentes proveniencias y motivaciones. ENVÍOS habita simultáneamente lo íntimo y lo público. Ha sido realizado con y/o para una persona y será presentado en lo público”.

Si bien el universo expresivo de Jeannette Muñoz pareciera rondar la intimidad, sus filiaciones o inspiraciones, su obra apunta también a extrapolar realidades y tener muy presente algunas dicotomías discursivas en torno a la identidad y la pertenencia. En esta entrevista, nos da pistas sobre las motivaciones de su trabajo, su acercamiento al experimental y al cine analógico.
Desistfilm: ¿Cómo surge la idea de presentar sus trabajos en una proyección conjunta con obras de Pablo Mazzolo y Malena Szlam? Lo menciono porque al presentarlos juntos en programas como los que realiza Xcéntric Cinema permite hacer relaciones, nexos o establecer puntos en común.

Jeannette Muñoz: Me interesa crear nexos reales, en tiempo real y establecer redes de comunicación. Hablar con la gente, conocer sus rostros. Hacer proyecciones en conjunto y reunirse en los centros que los organizan es la mejor forma.

Desistfilm: ¿Cómo se dio este tránsito de salir de Chile y hacer cine en contextos distintos? ¿Asumen trabajar en cine lejos de Chile como un tema de autoexilio?

Jeannette Muñoz: A raíz de una beca del gobierno francés para seguir con mis indagaciones artísticas en el área de la fotografía ahí me encontré con el mundo del cine y no fue casual, lo andaba buscando, siempre me fascinó la imagen en movimiento. Primero fue una cámara Super-8 con la cual aprendí técnicas de filmación y luego la cámara de 16mm. Lo que sobrevive de mi experiencia en las artes visuales es el trabajo con la imagen análoga, la película, las emulsiones, los soportes. Es por eso que el paso al cine análogo fue muy natural.

 

ENVÍO 8 (2009) for Helga Fanderl, Paris

ENVÍO 8 (2009) for Helga Fanderl, Paris

 

Desistfilm: ¿cómo surgen los ENVÍOS? Hay una clara apuesta por un tipo de cine que evoca las formas o intenciones de los directores, artistas o autores que lo inspiran, es decir desde el retrato sin personajes, pero donde emerge una sensibilidad sobre los personajes con los que entablas esta correspondencia de inspiraciones, espacios que van formando este lado físico, de detalles.

Jeannette Muñoz: Envíos es un proyecto que nace de una búsqueda: ampliar las perspectivas de lo que entiendo por cine, del horizonte de trabajo. La idea no es original, muchas cartas fueron enviadas y muchas obras fueron dedicadas antes de que yo comenzara a dedicar y a enviar mis películas, pero para mí ha significado mucho más que el acto de enviar. Mis opciones se han diversificado y con ello he explorado y redescubierto mi trabajo.

Este trabajo es un almacenamiento de fragmentos cinematográficos, aquí la idea de lo desmembrado es más importante que la idea de la totalidad. Cada fragmento es independiente y entre ellos no hay conexión intrínseca pues tratan de temas muy diversos y desde el punto de vista de la imagen son eclécticos, cada Envío nace de una motivación muy diferente, cada Envío tiene que ver con experiencias vividas con alguien o que me recuerdan a alguien. Sin embargo sí hay una unidad temática que las agrupa; por un lado es el “ser un Envío” y por otro lo privado que se abre a lo público.

La elección de mis destinatarios ha sido espontánea. Los he dedicado a amigos, cineastas, artistas, personas de mi círculo familiar, en fin personajes que forman parte de mi biografía, Pero una biografía que no me nombra, porque se trata más del otro y en ese sentido es un cruce de direcciones muy interesante, pues está también el público que lo ve en una sala de cine.

Desistfilm: ¿cómo influyó en tu modo de concebir el experimental la obra de Ute Aurand?

Jeannette Muñoz: Después de haberme sumergido en el mundo de lo experimental de forma autodidacta, tuve la oportunidad de asistir a dos programas de cine experimental y poético en la ciudad de Zúrich. Los dos programas presentados personalmente por Ute Aurand.
Ute jugó un papel muy importante en Berlín como curadora. Durante muchos años y consecuentemente apoyó el cine experimental de mujeres presentándolo dentro y fuera de Alemania. Así llego a Zúrich en más de una oportunidad, siempre con programas de mujeres cineastas. Para mí Ute Aurand es una trabajadora del cine muy completa, una mujer perseverante y orgullosa de su actividad. Su aporte a la comunidad de cineastas es inmesurable aunque no tan visible como debería ser. Pero están los archivos y su propio trabajo porque además es una exelente cineasta muy productiva y entusiasta. Gracias a Ute Aurand tuve acceso directo a un mundo que me era desconocido. Tuve la oprtunidad de viajar a Berlín y conocer por ejemplo su trabajo y a los cineastas con los que trabajaba. Fue muy enriquecedor y aprendí mucho.

Desistfilm: Los ENVÍOS han tenido todo un proceso de experimentación y afirmación que ha tomado casi diez años. ¿Seguirás estableciendo estas relaciones en proyectos futuros

Todo lo que he desarrollado en ENVÍOS desde el año 2005 son interesantes preguntas que persistirán en mi trabajo. ENVÍOS se estructura en el tiempo por lo tanto permanece inconcluso, tampoco es algo estable en el tiempo, no posee un montaje con una lógica jerárquica, cada envío es a la vez un fragmento autónomo y diferente. El cine para mí es un espacio de búsqueda y desarrollo. Pensar en películas me es difícil, prefiero pensar en un trabajo a largo plazo. Entonces el primer elemento que sobrevive de ENVÍOS es la idea de fragmentos que se emancipan apagando la idea de película. A partir de estos fragmentos independientes, autónomos, y dignos, puedo comenzar un proceso más complejo. En Puchuncavi, que comencé el año 2014, trabajo directamente con fragmentos, es un proyecto que se desarrollará con una perspectiva también larga. Cada año visito el mismo sitio y lo filmo en diferentes circunstancias. Intento traducir la poesía o la brutalidad de las diferentes estratos que coexisten en este lugar. Puchuncavi es un lugar en el que persiste una multiplicidad muy interesante y pretendo llegar por medio de la profundización a dimensiones desconocidas o contradictorias, es una aventura. Proyectos de trabajo como ENVÍOS, Puchuncavi o mi último proyecto que aún no tiene nombre, son espacios abiertos, sin fecha de término, se vuelven un terreno inseguro y eso me atrae más fuertemente que cerrarlos.

ENVÍO 27 (2013) for Claudia Muñoz Candia, Santiago de Chile

ENVÍO 27 (2013) for Claudia Muñoz Candia, Santiago de Chile

 

Desistfilm: Hablemos de la necesidad o urgencia del silencio en el experimental, o en todo caso asumido como imágenes que provocan otra dimensión de lo sonoro, aquella sonoridad que aflora de las imágenes mismas. ¿Cómo procesas este uso del sonido o su ausencia en tus trabajos?

Jeannette Muñoz: No hay ausencia de sonido en el cine, no es posible. Cuando ves una película sin un trabajo sonoro en una sala, lo menos que hay es silencio. El cine en 16mm es un material fotosensible que registra imágenes, no graba sonido. Para entregar al público la idea del sonido hay que realizar un trabajo de sincronización posterior. Y esto es una hermosa ilusión. Por ahora me interesa el celuloide como soporte de imágenes.

Desistfilm: En qué medida existe una exigencia en el experimental con respecto al espectador. Muchas veces hay un temor por soltarse, apostar a una obra muy personal. Recuerdo una función en Perú de una película experimental donde el cineasta hacía al inicio del film una advertencia, sugiriendo un modo de ver: “habrá partes sin sonido”, “parece inconexo pero hay momentos que aluden a lo lineal”, “no se vayan a aburrir”, etc. ¿Existe ese temor? ¿Ha pasado por sus mentes esta posibilidad o miedo?

Jeannette Muñoz: Cuando voy a ver un programa de cine experimental voy a ver una serie de aventuras personales, que no siempre comprendo en su cabalidad. En el fondo estás compartiendo con mundos complejos y diversos y hay que estar activo durante el proceso de visionado. Esto puede no ser fácil para un público no acostumbrado a este tipo de cine. Pero sería un error subestimar al público. Ellos sabrán si se quedan o se van de la sala. Si como cineasta sientes miedo de eso será difícil ir más allá del terreno cómodo.

Desistfilm: ¿Cómo percibes el futuro de lo analógico frente al digital? Por ejemplo, está Double Negative en Canadá, que funciona como laboratorio analógico autogestionado por los mismos artistas. Es como una resistencia y a la vez como posibilidad y lucha, un acto de amor a lo analógico.

Jeannette Muñoz: Incierto pero este es el material con el que quiero trabajar hoy día. Los laboratorios de revelado están desapareciendo, en Chile solo queda un pequeño taller “Cronofoto” en donde Nelson y Reinhardt revelan solo blanco y negro y con equipos que fueron dados de baja hace muchos años. Pero funcionan y eso es lo importante. En cada país hay grupos de entusiastas que toman esta responsabilidad en sus manos y siguen trabajando. Hay unos cuantos cineastas que hacen todo el proceso en su taller, creo que eso es el futuro, autogestión.
El mayor problema que yo veo es que lo sepulten antes de que muera. Y si los festivales y los centros culturales, los museos y los cines, no se interesan por reparar sus proyectores, si los curadores se deciden por presentar trabajos digitalizados porque es más práctico, y si los cineastas por miedo emigramos a lo digital, ahí contribuimos todos a su sepultura en vida.

Desistfilm: Cuéntanos sobre tus proyectos, qué viene ahora.

Jeannette Muñoz: Yo tengo tres proyectos en desarrollo que me tienen ocupada. No quedarse ahí donde te sientes cómoda es el reto más importante.

Más sobre Jeannette Muñoz, aquí.