ENTREVISTA: RAÚL PERRONE

This entry was posted on October 1st, 2012

Por Mónica Delgado                                                                             

  “El cine es como una mujer, a la que tengo que enamorar todo el tiempo’’

“Cagarse en el formato: si lo que tenés para decir no se sostiene en VHS, tampoco se va a sostener en Beta, en Super 8, en 16 o 35 mm ni con una cámara de fotos”. Algunos puntos que tengo en cuenta a la hora de filmar”.

Raúl Perrone, Decálogo 1998-2012

 

 

Raúl Perrone es un cineasta independiente argentino, con películas fundacionales en la región,  y con una obra conformada por más de treinta títulos. Labios de churrasco (1994), grabada en video HI 8, en Ituzaingó, con actores no profesionales, realizada con una serie de planos fijos, y con un aura underground en blanco y negro, es una película que hace la pregunta cuatro años antes al denominado Nuevo cine argentino, que con Pizza, birra y faso (1998) de Bruno Stagnaro e Israel Adrián Caetano, tuvo su acta de partida según la historiografía oficial. 

Perrone es también el ejemplo del cineasta fusionado a su obra, es decir, hace del cine no solo una expresión de su personalidad irreverente y coherente sino un manifiesto de libertad y de compromiso ético con la forma de hacer y mostrar el cine. Desistfilm conversó con él y esta es la evidencia.

Desistfilm: ¿Cómo fueron tus inicios en el cine, antes de Labios de churrasco?

Raúl Perrone: Hice un mediometraje  antes, Ángeles, y ganó el Festival de Cine de Montevideo, formada por planos secuencia en blanco y negro, sobre tres tipos que van al encuentro de un amigo… Todo lo anterior que hice era en video, soy producto de todo eso,  dejé mi carrera de dibujante en medios en los años ochenta… Y ahora casi veinticinco años después puedo decir que quise filmar lo que quise, fui y lo conté.

Desistfilm: ¿Y cómo surgió Labios de churrasco, en 1994, donde se reconoce un estilo de hacer cine (tanto en forma como en producción)?

Raúl Perrone: Labios de churrasco es el comienzo de todo, cuando el cine que hoy llamamos independiente en Argentina no existía. Había una corriente así en el cine americano, pero no en el argentino. Por ir tan rápido llegue tarde a algunos lugares. Labios de churrasco la hicimos en tres días. Fue una película en HI 8 que tuvo cierto éxito, ya que en algunas exhibiciones veías a gente haciendo cola. Fue una película que inspiró a mucha gente. Fue mostrar que había una manera distinta de hacer cine.

Desistfilm: Siempre tus películas se ambientan en Ituzaingó, el barrio donde vives. ¿Cómo es que decides construir este entorno?

Raúl Perrone: Llevo ya 35 películas hechas acá en mi ciudad, Ituzaingó, y me gustaba mucho todo lo que veía en ellas. En mis películas he mostrado lo que no se veía en la televisión,  ni en el cine: las casas bajas, las calles como las de los pueblos americanos, el barrio con identidad. En Ituzaingó encontré una iconografía para mí.

Desistfilm: Labios de churrasco, que hiciste en video HI 8  en 1994, tiene claramente todo el estilo que luego patentaría cuatro años más tarde Pizza Birra y Faso. ¿Cómo es que tu cine no aparece como importante dentro del cambio que se dio en el cine de tu país?

Raúl Perrone:  El cine argentino era muy frío, de plástico y yo aposté por el uso de la cámara fija donde tenías a las personas hablando de lo que les pasa, de lo que les sucede en el barrio, con los amigos, y así no se hablaba en el cine argentino. Siempre he hecho lo que la gente espera que no haga.  Pizza, Birra y Faso salió de la escuela de cine, de productoras, de festivales. Yo siempre he estado al margen de todo eso. No me siento dentro de ninguna industria, prefiero seguir haciendo lo que hago.

Desistfilm: ¿Cómo has asumido ahora el uso de lo digital?

 Raúl Perrone: Me pone contento pero una cámara digital puede ser un arma. Me compré mi primera cámara digital en el 2007. Necesitamos hacer mucho con lo digital, pese a que se ha hecho una moda furibunda y es necesario ser más rigurosos con este material . Ahora estoy trabajando con una cámara de fotos. En el Centro Cultural Rojas convocamos a festival de películas con cámara de fotos y recibimos más de 300 trabajos. Pero igual llegará el momento en que lo digital se convierta en algo prefabricado y como si fuera una asunto solo de producción.

Desistfilm: En el año 1998 hiciste un manifiesto que has actualizado sobre lo que es hacer un película dentro de tu independencia. Me parece importante recordarlo sobre todo hoy en día que el término independiente tiene muchos significados.

Raúl Perrone:  Hice un decálogo en el año 1998, y que tiene una versión más actual. Por ejemplo en un punto puse que “El equipo técnico no debe superar las diez personas”. Sin embargo, he hecho películas con seis personas y ahora estoy trabajando con dos personas, en mi proyecto Pendejos, no necesito más gente para hacer una película.

Desistfilm: Un punto de tu decálogo es “Trabajar con actores y actrices creíbles, con grupos de rock y con cuatro o cinco vecinos”. ¿Cómo ha sido este proceso?

Raúl Perrone: Minimalista. Me gusta tratar de estar en los espacios como una mosca en la pared, sin perturbar a los que se filma, mimetizarme.  Quiero estar de la manera más natural,  sin cuestionar nada. En Las Pibas me metí de lleno en un tema que no domino. Lo mismo pasa con los skaters de mi nuevo proyecto, Indio, son tipos con los cuales me tengo que ganar la confianza.  No sé como lo logro, pero lo hago de manera natural y ellos se entregan. No trabajo con actores profesionales, no podrían hacer esto que yo hago,  necesito involucrarme en lo que cuento. Me gusta darle vos a la gente.

Desistfilm: ¿ Cómo defines lo que haces, el acto de filmar?

 Raúl Perrone:  Tengo la conciencia de que estoy en la virginidad de las cosas, por eso me interesaría hacer cine mudo, trabajar los silencios, que nadie se entere cuando estoy filmando. En ese sentido, soy un outsider.

Desistfilm:  Tu personalidad parece ser rebelde, reflexiva, y muestras una idea de fusión entre cineasta y el Perrone persona, como si fueras un diletante de la vanguardia de comienzos del cine: arte y vida. ¿Eres  así? 

Raúl Perrone:  Trato de hacer lo que a otros no les interesa, lo que es comercial es lo que me molesta mucho. no voy a festivales, pese a que me invitan. Voy solo  al Bafici  pero  a  la presentación y me vuelvo No me gusta repartir películas como si fuera un mercado.

Desistfilm:  ¿Cómo financias tus películas? 

Raúl Perrone:  No pienso jamás en  mecanismos de financiamiento. Hago mis películas con la ayuda de dios. Tendría que haber políticas de subsidio para el cine.

Desistfilm:  ¿Qué pensaste cuando estrenaste Bonus Track y dijeron “Ay, Paranoid Park de Gus van Sant”? 

Raúl Perrone:  Esa son boludeces de los críticos,  ambas películas tienen una mirada muy parecida, pero se trata de una coincidencia. Me tomaría un café con Gus van Sant que con cualquier cineasta argentino. Hay una sensibilidad compartida.  Me siento más cerca de Van Sant que de otros tipos. Portland es retratado de modo tan auténtico en sus filmes.

Desistfilm:  Es notoria como influencia en tu cine la obra de Jim Jarmush. ¿Qué otros cineastas consideras como importantes?

Raúl Perrone:  Mas que por sus películas me han tocado cineastas por lo que dijeron. Tarkovski, Casavettes,  el Win Wenders de la primera época, Antonioni, Fellini, Vittorio de Sica.

Desistfilm:  ¿Qué le falta al cine argentino actual?

Raúl Perrone:  Le falta filmar bajo la lluvia, muy poca gente se quiere bancar ese tipo de cosas, tendría que cambiar las posturas, tendrían que haber mas productores con más locura me parece. Arriesgar.