TIFF 2019. WAVELENGTHS: BLACK SUN DE MAUREEN FAZENDEIRO

This entry was posted on September 29th, 2019

Por Mónica Delgado

El inicio del Black sun recupera escenas de un lugar alejado, de montañas y nieve, de tiempos fundacionales. Como es evidente, el sol ni asoma en estos planos coloreados, en este espacio de apariencia gélida, donde hombres del siglo pasado, exploran territorios ajenos. Luego, una gran elipsis nos lleva a los sucesos previos a un eclipse solar, en este siglo XXI, donde habitantes de Portugal se preparan para ser espectadores de este fenómeno. Y de pronto, lo que parecía una simple transposición se complejiza, de invierno sin sol a un día donde la estrella más inmensa se vuelve polo de atracción visual, hasta que aparece la mágica voz de Delphine Seyrig para lograr una extrañeza.

La cineasta francesa Maureen Fazendeiro propone estos dos escenarios, desde el material de archivo de 1915, de vistas de los Alpes, como una sutil intro, hasta el 2015, en los precisos momentos en que sucederá un eclipse pero visto desde alguna zona de Portugal. Dos trabajos en celuloide, de dos periodos históricos irreconciliables, pero que Fazendeiro une desde una poética del tiempo y el espacio, bajo el influjo de un poema de Henri Michaux.

Como parte del segundo programa de Wavelengths, Sun rave, en la reciente edición del Festival de Toronto, Black Sun, asoma como propuesta que reflexiona sobre la naturaleza de la mirada del espectador: ante el eclipse, donde es preciso cuidar y usar una protección, y con riesgo, donde la espera por ese sol negro se vuelve la suma espiritual. O como dice Seyrig: “Nada vemos, salvo aquello que importa poco ver. Nada, y sin embargo temblamos”.

En este cortometraje, el homenaje a La jeteé de Chris Marker parece evidente, ya como revisitación, o como reinterpretación, pero no desde el estilo sino desde la cita, con la clara referencia al poema de Henry Michaux (al cual Marker confesó admiración) y al tema del distanciamento o nostalgia, desde la mirada de una cineasta, ahora radicada en Portugal, y que encuentra en estas correspondencias sensibles y temporales un lugar de enunciación, la de aquella que aún desea encontrar ese objeto de deslumbramiento desde un lugar diferente, desde un país lejano.

Dirección y guion: Maureen Fazendeiro
Editores: Pedro Filipe Marques, Maureen Fazendeiro
Autor de la música: Norberto Lobo
Mezclador: Miguel Martins
Voz: Delphine Seyrig
Directores de fotografía: Nicolas Rey, Pedro Pinho
Directores de producción
Editor de sonido:Miguel Martins
Ingeniero de sonido: António Pedro Figueiredo
Productores extranjeros:Luis Urbano, Sandro Aguilar
Coproductora: Valentina Novati