BERLINALE 2018: BIXA TRAVESTY DE CLAUDIA PRISCILLA Y KIKO GOIFMAN

This entry was posted on February 19th, 2018

Por Aldo Padilla

La transexualidad puede verse como un arma de protesta, no contra la naturaleza sino más bien contra una sociedad que impone las reglas básicas de lo que es un hombre y una mujer, la idea de la transexualidad no es arrepentirse de haber nacido bajo un determinado género, sino decidir sobre lo que cada uno quiere hacer con su cuerpo con su imagen frente al mundo, la transexualidad es uno de los actos políticos más comprometidos, decidir por encima de las reglas convencionales y manifestar una posición de forma radical.

Todas las ideas anteriores son reflejadas y manifestadas de forma muy clara y lucida por Linn da Quebrada protagonista de Bixa Travesty, donde su manifiesto político sobre las imposiciones de la sociedad y del machismo están expresadas de forma divertida y didáctica a través de su música, diálogos con otras personas y discursos radiales, en los cuales puede entenderse como cualquier mínimo acto de resistencia puede servir para enterrar el discurso machista. El funk que es algo que define tanto a Brasil es el arma más poderosa de Linn que con letras acidas y con una intensidad performatica impresionante permite que su mensaje pueda calar hondo, desde la libertad sexual, hasta el ataque de las clásicas ideas  de cómo debe ser un cuerpo femenino, Linn rompe con todo apoyándose en el fuerte autoestima que tiene, un amor hacia sí misma que se denota a cada momento y que le da la confianza necesaria para seguir adelante con su lucha.

Priscilla y Goifman encadenan un enérgico montaje mediante el registro de las diferentes actuaciones de Linn en las cuales se muestra que esa energía esta en cada actuación ya sea en escenarios grandes o chicos, además que la filmación de la creación de su melodía y letras que nacen de forma espontánea ayudan a darle más honestidad al discurso, estas actuaciones parecen estar acordes con la forma en la cual la cantante vive su día a día, que se refuerza con la interacción con sus compañeras de lucha y grandes momentos de alivio cómico donde puede notarse el gran ingenio de la protagonista, todo esto muestra como su cuerpo está en armonía con lo que su mente trata de expresar. Solo un pequeño tramo muestra a una Linn frágil, instante en el que recuerda el complejo cáncer que debió enfrentar pero que a la vez le dio una mejor conciencia y comprensión de su cuerpo, la enfermedad para entender sus límites y para armarse mejor aún frente al reto planteado.

Bixa travesty es la gran sorpresa del festival, en medio de películas que parecen enfocarse en la ambigüedad humana y la falta de definición, el film se juega claramente por un discurso, sin maniqueísmos, sin concesiones y con rabiosos versos que muestran una gran fortaleza en medio de un Brasil que pasa por uno de sus momentos más complejos en los últimos años, donde el conservadurismo y la corrupción parecen arrasar con todo.

Directores: Claudia Priscilla, Kiko Goifman
Script: Claudia Priscilla, Linn da Quebrada, Kiko Goifman
Cast: Linn da Quebrada, Jup do Bairro, Liniker, As Bahias e a Cozinha Mineira
Director de fotografía: Karla da Costa
Edición: Olivia Brenga
Música: Linn da Quebrada