BAFICI 2014: MANAKAMANA DE STEPHANIE SPRAY Y PACHO VELEZ

BAFICI 2014: MANAKAMANA DE STEPHANIE SPRAY Y PACHO VELEZ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email

Por Mónica Delgado

Bajo el auspicio de los directores de Leviathan y desde el Harvard’s Sensory Ethnography Lab, Stephanie Spray y Pacho Velez filman dentro de una cabina de teleférico en una montaña de Nepal como un proceso lento de observación y transformación durante una tarde, mientras vemos a pasajeros subir y venir del templo de culto a la diosa Manakamana. Estas visitas, tomadas desde un dispositivo ubicado desde la mirada del espectador, que atrapa de manera frontal la incomodidad, timidez, cansancio y alegría de los visitantes, permite captar detalles de las diversas personalidades mientras viajan por los aires sobre un paisaje de selva y de carácter rural, pero también desde la repetición de la ruta, donde se obtiene una “estructura de sentimiento” similar sobre el entorno.

Este viaje que tiene naturaleza cultual, una serie de diez idas y vueltas sobre las montañas, está marcado por lo religioso, donde músicos, familias, amigos, solteros, casados, jóvenes y ancianos, hacen evidente sus impresiones (no todos) sobre el espacio, donde lugares comunes como la belleza del lugar, el bosque de sal, la construcción de un nuevo camino y la oportunidad del teleférico (como nuevo mediador entre el arriba y el abajo, tomando así como eje una visión de la verticalidad), se mezclan con la devoción y los mitos a partir de esta deidad a la que visitan. Se vuelve una percepción incluso que sobrepasa lo generacional, para volverse una verdad compartida: las montañas lucen hermosas, con su bosque de sal y el nuevo camino que se construye.

Como en Leviathan, existe el recurso del camarógrafo/artefacto invisible, donde el medio (la misma cabina del teleférico) se convierte en el mediador, tanto de esa ruta de la verticalidad, como de esa fijación por el detalle etnográfico, la fisonomía de lo real. Así, la pareja de cineastas va construyendo mediante estos viajes, que se suceden ininterrumpidamente, la sensibilidad sobre el entorno y una relación indisoluble del tiempo/espacio, donde la experiencia humana se ve modificada por esa percepción “animal” que en alguna escena Spray y Velez logran introducir a modo de ruptura de percepción. Manakamana resulta una experiencia que roza las intenciones de Leviathan como proyecto y tesis, y aporta una nueva mirada sobre la exploración de la llamada etnografía sensorial.

Competencia Vanguardia y Género
Directores: Stephanie Spray y Pacho Velez
Productores: Lucien Castaing-Taylor y Véréna Paravel
Duración: 118 min
Formato: DCP, color
Año: 2013

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email