BAFICI 2017: DHOGS DE ANDRÉS GOTEIRA

This entry was posted on April 29th, 2017

Por Mónica Delgado

Con estreno mundial en el BAFICI, Dhogs es un film que sorprende, no solo por tratarse de una singular ópera prima, sino porque ofrece caminos sinuosos para su interpretación desde los tópicos del cine de género. Dividida en tres partes, y con analogías claras entre los humanos y el mundo animal (inevitable asociarla al espíritu de Relatos Salvajes, pero con el cual marca distancia rápidamente), esta película gallega dirigida por Andrés Goteira, cuenta una suerte de historias cruzadas oscura y de momentos abyectos, donde se va construyendo una mirada sobre ejemplos de humanidad sórdida, marcada por la expectativa de una comunidad de espectadores “que todo lo ve” y de una entidad, tipo Gran Hermano, que todo lo gobierna.

Dhogs pareciera estar contaminada por estereotipos, sobre todo cuando muestra a una mujer que flirtea con un hombre mayor en un bar, para luego verla siendo castigada como consecuencia de la exposición de su femineidad o liberalismo. Sin embargo, pese a esta primera resistencia argumental y de apariencia prejuiciosa, el cineasta va develando poco a poco la mecánica que sostiene a su film, y en eso radica la originalidad del diseño del guión para el impacto, donde nada parecía ser lo que es.

En Dhogs hay juegos temporales, correspondencias entre los personajes en las tres partes, tramados en torno al espacio (donde se va optando entre una puesta en escena cinematográfica y el revelado del mecanismo de la representación a partir de lo teatral) para graficar una sociedad producto de la cultura de la violencia y la simulación. Si bien hay algunos momentos donde se sobreexpone la premisa de la representación ante una comunidad de espectadores, donde los personajes rompen la cuarta pared, lucen innecesarios, la mixtura de géneros, que va del thriller al western o de la comedia erótica a la comedia grotesca, permiten valorar la versatilidad de Goteira, en este debut que marca ya una distancia, positiva, con el cine gallego que se ha reconocido en los últimos años.

Vanguardia y género

España, 2017