ENTREVISTA A JONATAN RELAYZE: “LAS PELÍCULAS NO DEBEN EXPLICAR TODO LO QUE LES PASA A SUS PERSONAJES”

This entry was posted on June 7th, 2017

Foto: Canal Ipe.

Por Mónica Delgado

Rosa Chumbe es una experiencia inusual en cuanto puesta en escena y sobre la relación de un personaje con su entorno inédita en el cine peruano. Se trata de un film que ha esperado casi dos años para su estreno comercial, tras haber obtenido fondos del Estado para su posproducción, sin embargo en medio de esa ruta lenta y burocrática de negociación con distribuidoras y exhibidoras obtuvo diversos premios y reconocimiento internacionales. Esta semana se estrena en varias ciudades del país, lo que es ya un acontecimiento dentro del circuito alterno de ese otro cine que escapa de las fórmulas taquilleras y de los furores televisivos.

Encontramos en Rosa Chumbe un tratamiento diferente de la historia, de las escenas, del sonido, de los matices del personaje, y que afirman a Jonatan Relayze como un cineasta de sensibilidades y texturas, y quizás el primero en plasmar a Lima más allá del costumbrismo usual. Por este motivo le realizamos una entrevista, enfocada sobre todo en los recursos estilísticos y de puesta en escena que emplea para generar atmósferas en su film.

Desistfilm: El guión de Rosa Chumbe te demoró casi siete años. Se percibe una concisión, una delimitación centrada en los dos personajes. No necesitaste una línea narrativa más que sostenga tu historia. ¿Cómo fue este proceso?

Jonatan Relayze: A nivel guión creo que me hubieran jalado en la universidad. Un docente argentino me dijo que efectivamente me hubiera jalado de los cursos de guión, pero que la película funciona por cómo están construidas las atmósferas y cómo las acciones te van llevando a lo que sucede y esto tiene que ver con la casi ausencia de diálogos, de dejar el espacio al vacío. Si nos ponemos analíticos, se podría decir que el plot del film empieza muy tarde, pero me interesó meter al personaje y al espectador en este loop de vida monótona de Rosa, que tiene dos vueltas al inicio, suficiente para no dejar cansado al público. El film es sobre Rosa, y si agregaba otra línea narrativa hubiera perdido el foco. Una película así de concentrada no hubiera dado para más de 90 minutos, ya que hubiera perdido potencia. Es corta pero no se siente breve, ya que hay una variación de sentimientos, de alegría, de hambre, de cólera, de risas, así que eso es lo bueno del film, que no aburre la historia, ya que aparecen diversos personajes y situaciones de Lima.

Desistfilm: Hay algunos recursos que usas en la película que la sacan del realismo o incluso de un usual costumbrismo en el cine peruano, y que permiten un toque de irrealidad. Utilizas en algunas escenas de Rosa Chumbe una imagen que se va afiebrando, que remite a la ensoñación, o a la embriaguez del personaje.

Jonatan Relayze: Sí, utilizo ese efecto hasta en tres veces muy específicas en la película, especialmente para potenciar el estado mental de Rosa. Hay dos puntos: la película tiene bastante cuota de realismo (un 90%), y la parte donde aparece el Gordo Casaretto, Alejandro Romero Cáceres, tenía que estar, ya que permite la verosimilitud hacia el desenlace de la película, dejando espacio para lo mágico, lo irreal. Incluido el inicio, que es positivo, puede sentirse como algo surreal dentro de la vida de Rosa Chumbe, de hecho, los pocos momentos en los cuales ella está bien son muy marcados. Lo veo como una historia que la puede vivir cualquiera subiendo a un micro, saliendo de trabajar, ves todas las caras y todos tienen la misma desazón, la misma apatía y el resentimiento hacia los demás y eso lo aprendes desde niño. Ya que sabes que no importa el color de tu piel, igual vas a ser rechazado en algún lugar, es parte del aprendizaje de ser limeño o peruano. Sabes que en provincia te van a tratar feo también. Es la parte de la coraza que uno se tiene que construir, tanto los personajes como Rosa o Sheyla, por eso que incluso el personaje principal es tan duro, con una caparazón de varias capas.

La película no tiene maquillajes, es tal cual. No he tratado de meterle una mirada externa sobre la ciudad, sobre cómo lo vería o lo pensaría el personaje, todo está tal cual. La comida aparece en primer plano, los anticuchos, el caldo de gallina, y de hecho que toda la construcción de la película es como Lima. Hay cortes agresivos en la edición, la música entra a veces con violencia, el estado de madre e hija lo viven muchas familias sin necesidad de hablar de algún grupo social determinado. En todos lados del país y la ciudad hay violencia de género y hay problemas de salud mental, y eso lo plasmó en la película.

Desistfilm: Tu película me hizo recordar a algunos films de Arturo Ripstein, de personajes paradigmáticos de los melodramas, la madre sufriente, la hija que ofende, pero aquí en otra clave, sin truculencia, sordidez, o excesivo dramatismo.

Jonatan Relayze: Sí, me dijeron que Rosa Chumbe tenía algo del univero de Risptein pero no me he inspirado en él. No he visto sus películas. Mis referentes son los hermanos Dardenne, Un Policía Corrupto de Abel Ferrara, para todo este tema policial, por ejemplo, pero no son influencia marcada; no tiene que ser la influencia la copia de un estilo.

Desistfilm: Sobre el punto de la ebriedad del personaje y el modo en que lo reflejas. Más allá del retrato de la ebriedad, buscas una literalidad de la realidad, “lo que ves es lo que hay”. De alguna manera buscas que el espectador se identifique, en la ciudad, en los personajes, en la época.

Jonatan Relayze: De hecho tiene que ver con cómo es Lima y en cómo la capital está retratada. Creo más bien que no ha habido alguna película que haya retratado Lima de manera orgánica. Volviendo al punto de las cosas surreales, el cine que más me gusta tiene que ver con estos extremos: el cine más realista y te lo crees porque sabes que es así s, y el otro cine que es totalmente surreal pero que te crea un universo verosimil. Y he ido poniendo cosas en la película, pero no quiero justificar lo que sucede al final. Es más bien una opción para que el espectador construya algo a partir de lo que muestro.

Desistfilm: Así como aparece lo fantástico en tu film, a través de imágenes de alucinación, parece que la música cumple una función similar, de abstraer. Hay una escena donde Rosa Chumbe viene caminando hacia la cámara en una zona oscura y vemos que hay un grupo de pandilleros que pasa a su lado, y tú insertas una música diegética, pero que en todo caso se vuelve extradiegética. No sabemos si los muchachos llevan una radio, lo que ya no importa, sino el efecto que creas para graficar ese estado de la protagonista.

Jonatan Relayze: Esto fue un experimento, probar que la idea que estos muchachos traen la música en sí, ya que ellos no llevan ninguna radio o reproductor. No le quise poner ese filtro de sonido que simula una radio. Es un momento similar a aquella escena donde Rosa Chumbe cruza la reja y se escucha una salsa. Es un poco música para graficar la zona donde está el personaje. Pero, lo que pasa, es que allí también entra la mezcla entre lo real y lo que no es. No podía dejar la música como algo que se escucha en un 100% en el mismo sitio, ya que hubiera sonado raro. En algún momento quería poner una toma de una casa del barrio, donde se oye la música y esto inunda la escena, pero no se pudo trabajar los otros sonidos, de los pies de los transeúntes, las pisadas, siguiendo el steadycam y demás. Pero hay algunas canciones que  se oyen, como cuando Rosa Chumbe enciende la radio, y eso sí es consciente, y los otros usos son como de acompañamiento.

Desistilm: Hay una ausencia de hombres en el film, o en todo caso su presencia casi está fuera de campo, o están de paso. ¿Cómo diseñaste este film de mujeres?

Jonatan Relayze: No la concebí como una película de mujeres, pero el guión fue poco a poco encerrando esa idea. De hecho que se trató desde el arranque la historia de una mujer solitaria, con problemas con su hija, y esto se fue centrando en esta protagonista, y por una cuestión lógica el personaje secundario, el de la hija, tenía que repetir los mismos patrones de la madre de alguna manera, ya que no recibió buenos ejemplos de familia ni de pareja. No he querido inventar una historia previa del personaje, ya que para mí el film inicia con la primera toma y acaba con ese final, no hay más. Incluso Liliana Trujillo quería que yo le entregue toda una historia previa del personaje, pero no era necesario ahondar tanto. En este caso, no. Las películas no deben explicar todo lo que le pasa o sienten los personajes. Desde el punto que tu ves desazón ya eso remite a muchas posibilidades. Quiero dejar espacio para que el espectador se conecte desde sus propias emociones, sus propias sensaciones, experiencias. Si hubiera llenado la película de diálogos, hubiera dirigido mucho el pensamiento de la gente hacia el personaje o algo en particular. No quería abusar de los diálogos, aunque sabemos que la gente se ha acostumbrado a eso, y ese es mi temor del encuentro del film con el espectador: a su necesidad de que todo sea dicho. Sobre todo porque las críticas del público hacia la película han sido, sobre todo, al tema del uso medido de los diálogos, de que querían más parlamentos, básicamente eso.

Desistfilm: Hay dos o tres escenas en micros de Lima, donde expones un tipo de nostalgia sobre una ciudad que quizás ya no existe. Colocas las voces de ancianas pasajeras en los buses, que van reflejando un sentimiento hacia algo que ya no hay.

Jonatan Relayze: No es una Lima particular la que se refleja en el film, sino que es más bien una mezcla, no tiene una edad lógica, es una ciudad donde confluyen todos los años, la misma ropa, cuadras de diverso diseño arquitectónico, donde conviven estilos de los años 10, 20 o 70, casonas con edificios modernos. La película refleja el caos de la ciudad, de esa ausencia de planeamiento urbano, a su suerte. Hay un montón de cosas que damos por sentado que ya no existen, esos personajes, las viejitas, te las encuentras en cualquier micro. El monito de la escena de la suerte es otro punto que inserté y que aún existe en Lima. Y Lima es anacrónica y mantiene cosas del pasado fuertes, la religión, la represión, el juzgar a los demás, y no hay opción para decir otra cosa. Es un poder que solo se mantiene en América Latina, porque en otros países eso ya no se sostiene.

Desitfilm: ahora que mencionas a este monito organillero, que saca una carta de la suerte de una cajita, nos hizo relacionar la ludopatía de Rosa Chumbe, con este momento, ya que en el fondo hay una confianza en el azar, en dejarse llevar por la suerte.

Jonatan Relayze: Lo puse porque a los peruanos nos gusta todo lo fácil, esperando que la suerte de golpe nos cambie de un día para otro. Por eso un premio como La Tinka sigue funcionando tantos años. Incluso yo he comprado. He pensado incluso que creemos que merecemos algo por haber sufrido mucho, no sé, que por eso creemos que merecemos algo mucho mejor, o que nos va a sonreir la suerte de golpe.

Desistfilm: Hay una secuencia, cuando Rosa Chumbe va a la procesión, y se ve que se siente afectada al tratar de romper un cordón policial, que simbólicamente sería como romper con esa institución que ha actuado como camisa de fuerza.

Jonatan Relayze: Esa escena la encontramos en la locación y en el primer corte no estaba, y quedó en las tomas que había guardado, verla ante una muralla verde. Tenía la toma previa donde ella se saca la casaca y el gorro de policía y eso ya significa una decisión en torno a la institución. Y este plano en particular surgió en la procesión misma, y de alguna manera fue una suerte de “robo”. Allí grabamos cuatro días, y todo lo que tenemos registrado nos da la sensación de una incursión que evita el registro documental, ya que casi no hay gente mirando a la cámara. Fue un reto grabar esos cuatro días, y allí se notó bien el trabajo del camarógrafo, ya que el clima fue distinto en esos días, y se tuvo que grabar en la misma procesión donde yo ya no participé y dejé todo en manos de él.

Desistfilm: Generas algunas dicotomías a partir de las miradas subjetivas del personaje de Rosa Chumbe, y que entablan una diferenciación con algunos estereotipos de lo femenino. Hay una escena donde la protagonista muestra un tipo de repelencia hacia el personaje sexy que encarna Daisy Ontaneda, observando con desprecio su voluptuosidad, esto por un lado, y a la vez el personaje de Cindy Díaz deja en evidencia el rechazo a una nueva maternidad. Es decir, a su manera, ambos personajes marcan una distancia con algunos tópicos del ser femenino: lo materno y lo sensual. ¿Fue intencional toda esta percepción desde estas mujeres?

Jonatan Relayze: Respecto a Rosa en esa escena en particular, era una mezcla de varias sensaciones; por un lado una repelencia como bien dices hacia la voluptuosidad y la forma de vestir sexy, pero por el otro también considero que puede ser una especie de envidia, partiendo de que ella es mucho menos femenina que la esposa del capitán y no le quedaría la misma ropa. Finalmente también creo que se agrega la curiosidad natural humana y el instinto “policial” de Rosa al saber que algo está medio raro. El lado maternal en Rosa es algo que se encuentra totalmente bloqueado y de la misma manera le sucede a su hija Sheyla, quien ha aprendido con el “ejemplo” de su madre. Esto parte de una base de muchos hogares disfuncionales, con un padre ausente y donde la crianza va a tener alguna carencia y donde muchas veces los hijos sufren y se genera un circulo vicioso. Hay sólo una escena donde se muestra el lado más sensual de Sheyla, pero su línea narrativa no iba por ese lado. En ella el conflicto es que ve la maternidad como una carga negativa, con lo que de alguna forma se confirma que ambos embarazos han sido no deseados. Otro tema importante para mí es la relación madre-hija, que tiene muchas etapas marcadas y varios conflictos, algunos de ellos por el lado de una suerte de competencia entre ambas.

De hecho a nivel macro tiene que ver cómo es que la gente se adapta y sobrevive con lo que puede. Desde mi identidad no puedo yo decir: “este fue mi barrio”, “este fue mi colegio”, ya que he vivido en diferentes zonas y estudiado en diversas escuelas y esto le pasa a mucha gente que viene desde otras regiones, desde otros países y que tiene que ver con cómo construyes tu identidad. Y el entorno de Rosa Chumbe es un ámbito de hombres, y de hecho que la Policía como institución es un espacio masculino, incluso en una época no había mujeres polícias, así que las mujeres no podían acceder a cargos altos. Y es un poco eso, viene de un mundo de hombres y va hacia una casa donde tampoco hay hombres, y esa es su visión.