ARICADOC 2021: NUCLEAR FAMILY DE TRAVIS WILKERSON

ARICADOC 2021: NUCLEAR FAMILY DE TRAVIS WILKERSON

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email

Por Mónica Delgado

En Nuclear Family asoman algunos elementos que caracterizan el trabajo reciente del cineasta estadounidense Travis Wilkerson. Su voz en off relatando y reflexionando desde un tono particular, una poética visual y política desde el montaje sugerente entre material de archivo y el registro actual, la cartografía o tramado geopolítico de un EE.UU. desde una perspectiva crítica potente, el eco de la road movie para dar cuenta de un territorio desde el movimiento o tránsito, y la urgencia por relacionar lo público con lo privado. Presentada como parte de la retrospectiva en la 5° edición del festival AricaDoc, este documental es un acercamiento tragicómico, desde la íntima y ácida mirada de Wilkerson a un EE.UU. militarizado y al borde del estallido bélico y nuclear, desde dentro.

Nuclear Family comienza con la revelación de un miedo. Imágenes de archivo que remiten a la madre del cineasta y a su temor propio de la guerra fría y su anticomunismo. El terror a una guerra nuclear expandido dentro de una familia que formaba parte del movimiento Nuclear Freeze, mientras las escenas siguientes hablan de otra deuda pendiente, el fallecimiento del padre del cineasta, ex combatiente de Vietnam, víctima de los efectos a largo plazo del agente naranja (algo de esto aparece en su anterior documental Distinguished flying cross de 2011). Estos datos van a completar los antecedentes del interés de Wilkerson (Denver, 1969) por recorrer todos aquellos lugares que encarnan el poderío nuclear de EE.UU.: un mapa de silos, huellas de misiles, desplazamientos forzados de nativos y ritos por un pasado perdido, pero todo marcado por un recuerdo de infancia y quizás, hoy, a modo de catarsis ante un futuro inminente.

El film describe el viaje de Wilkerson, su esposa Erin y sus tres hijos por desiertos y estepas del oeste estadounidense, a espacios donde se hicieron pruebas nucleares, pero donde también hay oportunidad de algo de solaz: juegos en las piscinas de los hoteles, parques de diversiones y paseos bucólicos. De esta manera, logra un ritual por la memoria de aquellos que se vieron forzados a abandonar sus hogares por las pruebas radioactivas (como la analogía que hace con la historia de los indios primigenios de la zona de Mesa Verde en el siglo XII), pero a la vez propone un devenir inevitable, donde el fantasma del ataque nuclear no es nada lejano. Y la fragilidad ante esa posibilidad aparece con la familia Wilkerson en los mismos lugares donde emergieron los temidos hongos gigantes.

A partir de subtítulos con las coordenadas de los lugares donde se hicieron prácticas nucleares, y mencionando los lugares y los estados donde se ubican, aparecen diversos silos o cráteres que Wilkerson denomina como parte de una “tierra en guerra con el cielo”, o  que “La historia de Occidente es la historia de los silos”. Y como pasa en Did You Wonder Who Fired the Gun?, las carreteras dan materia a este flujo reflexivo, donde la voz en off se torna meditabunda, para afirmar una posición en torno a esta realidad que se intenta confrontar. Los efectos de la guerra (como la de Vietnam o de la Guerra Fría) siguen latentes.

A partir de temas de Sun Ra (Nuclear war) o Lorkin O’Reilly, Wilkerson va logrando el aspecto cómico, desde la interpelación misma con el espectador: “If they push that button/Gonna blast your ass”. O “Oh what you gonna do / Without your ass”. Pero, también desde el modo en que observa a su familia en algunas situaciones, que acompaña el proceso de visita a estos sitios de pasado perturbador, a través de bailes, juegos o registros de su cotidianeidad -sobre todo con la llegada de su hija adolescente Adva-, que se mezclan con escenas de la inmensidad de las explosiones. O como en aquella secuencia donde cuenta que hubo un misil llamado como Emma Goldman, la famosa anarquista feminista.

Nuclear Family es un documental político que vuelve a la relación entre lo privado e íntimo, y el contexto social, tópico ya desarrollado por Wilkerson en obras como Machine Gun or Typewriter? Aunque esta vez su apuesta es la de provocación, la del traslado de lo familiar hacia estos territorios de malos recuerdos, para vencer un miedo innato propio de la Guerra Fría, y que poco a poco trata de desintegrar, aunque parezca imposible.

Retrospectiva
Directores: Erin Wilkerson, Travis Wilkerson
USA, Singapur / 2021 / 93 min

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on pocket
Share on email