OBERHAUSEN FILM FESTIVAL 2020: CORTOS SOBRE PERCEPCIÓN Y MEMORIA

This entry was posted on May 22nd, 2020

Por Ivonne Sheen

En estos días, que nuestras interacciones físicas están totalmente limitadas, y que nos comunicamos constantemente a través de interfaces, la memoria podría significar un lugar común dentro de nuestros afectos, donde aún podemos relacionarnos profundamente con nuestra subjetividad. En esa línea, algunos cortometrajes del Festival  Internacional de Cortometrajes de Oberhausen reflexionan sobre memoria y percepción. Ambas son experiencias humanas que, fundamentalmente hoy en día, son esencialmente valiosas. 

Bittersweet (India, 2019), del fotógrafo Sohrab Hura, es un diario sobre la relación del cineasta con su madre, desde su diagnóstico de esquizofrenia paranoide aguda. La película incorpora fotografías potentes y sensibles, con una composición sonora basada en el tiempo de exposición de las fotografías y un texto de diario personal, todo bajo la autoría del mismo Hura. Este trabajo es una traducción al formato audiovisual del libro del artista, “Life is Elsewhere”, que incluye las mismas fotografías y texto. La experiencia de ver las imágenes fijas como una secuencia, fortalece la sensación de preservación que las imágenes fotográficas ya tienen. Sohrab contempla sus imágenes y construye una línea de tiempo como una expresión de la energía vital dentro de ellas. El acercamiento de Hura hacia su madre está embebido del amor entre ellos y se desarrolla como una investigación sobre el significado de la vida, al retratar la de su madre.  El autor expone su intimidad y reflexiona, con gran empatía, sobre su contexto que se ha convertido en una extraña rutina de encierro y ansiedad. Bittersweet es un potente ensayo audiovisual, que cuestiona y trasciende nuestras concepciones comunes del amor y la vida cotidiana.

Bella (Grecia, 2020), de Thelyia Petraki, es una ficción que explora, de manera asombrosa, diferentes formatos para retratar la vida de Anthi, una mujer de clase trabajadora, que vivió en Grecia entre 1986 y 1987, cuando el estado socialista se estaba cayendo y hacia el final de la Guerra Fría. El film comprende una narrativa epistolar en primera persona, por lo que la principal voz de enunciación es la misma subjetividad del personaje. En este sentido, Bella puede también ser considerada un testimonio narrativo durante un tiempo histórico de cambio y de ideas socialistas que se volvieron frágiles. Hay una intercalación constante entre el pasado, el presente y los deseos de Anthi. Deseos posados en sus hijos, sus ideas políticas, su constante ansiedad ante la pobreza y sobre un ex amante, a quien escribe y narra sus sentimientos.

Las actuaciones de los actores están contenidas y contribuyen a una sensación de irrealidad, ya que todo lo que vemos se basa en los pensamientos y recuerdos afectivos de Anthi. La película parece explorar un enfoque orgánico de la ficción al exponer sutilmente algunos de sus dispositivos narrativos y, en consecuencia, reforzar sus aspectos testimoniales, pero desde un estilo narrativo que permanece en la ficción. 

Las muertes de Arístides (Cuba, 2019) de Lázaro Lemus, también explora el testimonio epistolar de un personaje, y evoca sus sentimientos y últimas memorias, desde una puesta en escena y animación. El protagonista es el tío del autor, quien murió a los 19 años mientras realizaba el servicio militar en Cuba, y que escribió una carta a su madre, pero que, para fines de la adaptación del corto, el destinatario es cambiado: ahora dirigido a la madre del cineasta, la tía de Arístides.

Lemus nos embarca en un viaje en tren a través del tiempo hacia las últimas sensaciones de Arístides y las últimas imágenes que surgen en sus últimos momentos. Las imágenes fijas en blanco y negro contrastado de la película crean una sensación de suspensión en el tiempo, de flashbacks que se encuentran con animaciones metafóricas sobre el viaje de alguien al final del túnel de la vida. Hay una escena animada de navegación en una oscura vista infinita y un arribo a una orilla que se desintegra fácilmente. Diferentes situaciones se yuxtaponen y suceden de forma recurrente y recrean diferentes momentos de la vida de Arístides. Lemus también experimenta con el ritmo mecánico de una máquina de coser, utilizada por la hermana de Arístides, para mantener el movimiento existencial que su tío experimenta y que él evoca de modo oscuro.

Competencia internacional

Bittersweet
Country: India
Year: 2019
Director: Sohrad Hura

Bella
Country: Grecia
Year: 2020
Director: Thelyia Petraki

Las muertes de Arístides
Country: Cuba
Year: 2019
Director: Lázaro Lemus