TIFF 2017: WAVELENGTHS. ALIENS DE LUIS LÓPEZ CARRASCO

This entry was posted on September 17th, 2017

Por José Sarmiento Hinojosa

Después de su fantástico primer largometraje El Futuro, Luis López Carrasco vuelve a abordar la estética y la memoria de los ochenta con su retrato de la cantante, artista y aspirante extraterrestre Tesa Arranz, una verdadera enfant terrible de una década marcada por el exceso, las drogas,  la experimentación y las celebridades pop. Filmado en Mini DV y VHS para sumar a la experiencia de la década (y en palabras de López Carrasco, también un intento de usar el formato doméstico en este diálogo personal sobre la memoria), Aliens no es sólo un documento de la ex corista de Zombies, sino también un testimonio sobre el resultado de una vida que siempre ha sido ajena a las estructuras de comportamiento de la sociedad, una vida de exceso que después de un fuego salvaje, está lista para ser extinguida.

Tesa ha realizado más de 500 retratos de alienígenas, dice la sinopsis de la película. En la película somos testigos de la gran mayoría de sus trabajos creativos. Esta conducta obsesiva parece estar en onda con su deseo íntimo de abandonar la Tierra. Parece que Tesa ha hecho todo lo que un ser humano puede hacer aquí: se enamoró, tuvo una descendencia, ha sido una celebridad, consumió drogas, llorado, mentido y ser víctima de mentiras, entre otras cosas. Ahora, su retrato como una persona que sufre de un trastorno bipolar, que no quiere nada que ver con la vida, es inquietante, y plantea algunas preguntas sobre la viabilidad de la existencia después de todo lo que se ha dicho o hecho. Si una década se agota en términos de los medios de la experiencia empleados, ¿es realmente la muerte un pecado? Pesadilla y paraíso en la tierra. Todo se ha dicho.

Aliens se mantiene como un documento valiosísimo, como un magnífico documental sobre un personaje característico de los años ochenta en Madrid, y sobre esa década, sobre sus figuras (Almodóvar, Zulueta, Berlanga, nadie escapa a la memoria de Tesa) y que pone en evidencia la necesidad de López Carrasco por construir nuevos relatos de historia contemporánea española. Es un esfuerzo fantástico querer rescatar los discursos fundamentales de una generación que está “ahora en el poder, tratando de manipular y controlar cualquier discurso disidente”. Esta articulación del retrato personal y el testimonio de la matriz social, es lo que hace al film algo especial. Un tratamiento VHS en 2017.

Director: Luis López Carrasco
Reparto: Tesa Arranz
Productor: Luis López Carrasco
Fotografía: Ion de Sosa
Guion: Germán Pose
Sonido: Manolo Marín, Jorge Alarcón
Edición: Luis López Carrasco, Sergio Jiménez
Producción:De Sosa PC
España, 2017