BERLINALE 2020: SIBERIA DE ABEL FERRARA

This entry was posted on February 26th, 2020

Por Mónica Delgado

Siberia de Abel Ferrara es, ante todo, un film sobre la libertad de las pulsiones como impulsos no naturales. Y este concepto entendido aquí en un sentido freudiano, donde los sujetos realizan diversas acciones (conscientes o inconscientes), con el fin de calmar un deseo profundo e interno, muchas veces de índole sexual. La pulsión que se satisface tras una búsqueda intensa e inusual.

Como paradoja al nombre del film, lo que propone el cineasta veterano de Bad Lieutenant  o Ms.45, es un tour de force catártico, de una frondosidad visual apabullante, que goza de una diversidad de territorios y personajes extraños (y algunos risibles o carnavalescos), donde no hay límites para cambiar de tiempo y espacio de una escena a otra.

Estrenada en la reciente Berlinale, como parte de la competencia oficial, Siberia es una continuación del universo y estilo de puesta en escena del caos y la reverberación, ya planteado en Tommaso, el anterior film de Ferrara presentado en Cannes del año pasado; una suerte de 8 1/2 sobre un cineasta en crisis creativa y personal. Aunque aquí Willem Dafoe encarna a Clint, un ermitaño que vive en unos bosques bajo cero, solo acompañado de cinco perros siberianos, y que vive sometido a alucinaciones de carácter íntimo y religioso.

Como en Tommaso, Dafoe se convierte una vez más en el alter ego de Ferrara y asume varios roles (como el de padre o hermano de Clint), para dar cuenta de una fantasía febril de un ser que vive atormentado por miedos infantiles, una madre y esposas castradoras, o de una paternidad frustrada. Relaciones sexuales con una embarazada rusa, una caverna llena de freaks, la madre que aparece encima de Clint desnudo como marca gruesa del complejo de Edipo o un pescado que habla. Un Lynch desquiciado o un Jodorowsky en la ebridad de su psicomagia.

El problema con Siberia es que al plantear la lógica de la pulsión, la imaginación o los recuerdos del protagonista, este recurso o alimento de la trama podría elevarse al infinito. Es más, se podría agregar o quitar las escenas de cariz fantástico o psicoanalítico, como se quiera llamar, y el libre albedrío seguiría siendo el motor que todo lo sostiene, hasta lograr el absurdo más antojadizo.

Es probable que Ferrara no haya vuelto a hacer un film como los de antaño desde 4:44 Last Day on Earth, sin embargo, pese a la tosquedad de algunas escenas o al cajón de sastre pulsional como estructura del film, Siberia muestra a un cineasta sin temor a mostrarse en esta desnudez grotesca, donde exhuma sus peores muertos, en un delirio absolutamente vital.

Competencia oficial
Dirección: Abel Ferrara
Guion: Abel Ferrara, Christ Zois
Música: Joe Delia
Fotografía: Stefano Falivene
Reparto: Willem Dafoe, Dounia Sichov, Daniel Giménez Cacho, Simon McBurney, Cristina Chiriac, Trish Osmond, Anna Ferrara
PProductora: Vivo Film, Match Factory Productions, RAI Cinema, Regione Lazio, Piano Producciones
Italia, Alemania, México, 2020, 92 min