TIFF 2019. WAVELENGTHS: A FEBRE DE MAYA DA-RIN

This entry was posted on September 16th, 2019

Por Mónica Delgado

Con estreno mundial en el Festival de Locarno, y con una parada en la sección Wavelengths del Festival de Toronto, la cineasta brasileña Maya Da-Rin debuta en el largometraje con un relato distinto que plantea la agencia de unos personajes indígenas sin exotismos ni paternalismos. A febre es la historia simple de un padre de 45 años, vigilante en un puerto fluvial, en Manaos, que recibe la noticia de la beca de su hija, enfermera en la posta médica de la zona, quien debe ir a Brasilia a estudiar por unos cinco años. La posibilidad del alejamiento de su hija en medio de una rutina hace que asome una extraña fiebre, como sutil síntoma de resistencia.

Lo que más llama la atención en A febre es su tratamiento. Si bien no hay una búsqueda formal que distancie al film del dispositivo predominante en el cine brasileño independiente de los últimos años (planos fijos y panorámicos, diálogos mínimos, observación de cariz etnográfica, espacios locales y naturales que definen a los personajes), lo que la cineasta Maya Da-Rin marca es un modo de ver. Es frecuente el “uso” que se le da a la representación de las comunidades originarias o personajes de ascendencia indígena en el cine que busca empatar con las fórmulas festivaleras y su público, usualmente europeo, pero en A fevre este temor desaparece.

Da -Rin, proveniente de las artes visuales y la investigación documental, construye la interioridad del personaje de Justino (Regis Myrupu) desde varios elementos del entorno que lo rodea, desde la recuperación de viejas leyendas orales, hasta encuentros familiares o laborales, que van dando pistas de añoranzas y dudas. La partida de la hija hacia la capital, la reciente viudez, y el aburrimiento de una vida laboral de veinte años en el mismo puesto de vigilante se propone como una vida supeditada a lo económico, que requiere un punto de quiebre. Y es allí en que la cineasta va introduciendo el elemento del “otro mundo”, y que de alguna manera está materializado en la llegada del hermano y su esposa desde selva adentro, quiénes van acercando este mundo familiar y mítico al espacio citadino de Manaos del protagonista. Así, el regreso de Justino a la comunidad Desana, se propone como una posibilidad  no solo de rompimiento con la urbe sino de  reencuentro con el lado mítico que había quedado soterrado.

Otro valor está en el uso del tukano, la lengua originaria que gobierna la mayoría de diálogos del film, pero que no solo tiene una finalidad sonora o funcional, sino que es el habla de los relatos míticos, del hogar, y que va reflejando el acercamiento de Justino a su tierra de origen.

Si en gran parte de los films latinoamericanos que abordan realidades andinas o indígenas, la modernidad o la industrialización terminan conminando el sino de los personajes, en A febre el retorno al hogar es una afirmación vigorosa, el regreso a las raíces y la urgencia del mito para seguir imaginando.

Directora: Maya Da-Rin
Reparto: Regis Myrupu, Rosa Peixoto
Fotografía: Barbara Alvarez
Edición: Karen Akerman
Productor ejecutivo: Leonardo Mecchi
Productores: Maya Da-Rin, Leonardo Mecchi, Juliette Lepoutre, Pierre Menahem, Janine Jackowski, Jonas Dornbach
Guion: Maya Da-Rin, Miguel Seabra Lopes, Pedro Cesarino
Sonido: Felippe Mussel, Breno Furtado, Romain Ozanne, Emmanuel Croset
Brasil, Francia, Alemania, 2019, 98 minutos